Guacamole

Si cierro los ojos veo a mi madre con su mandil de algodón que machaca el ajo, la sal y el comino en el molcajete, luego con un gesto de toda la vida parte el aguacate por la mitad, entierra el cuchillo en el hueso y lo extrae. A continuación rasca la pulpa y la agrega al molcajete mezclando con la piedra en una especie de baile tantas veces ensayado.

Después toma la cebolla y el jitomate sosteniéndolos en la mano y picándolos directamente ahí, sin miedo a cortarse. Agrega los chiles, no muchos porque los niños también deben comer. La escucho gritar: ¡Mariiiiiii, ve a cortarme dos limones! Y yo corro hacia el limonero, estiro el brazo y jalo uno, dos limones, se los llevo corriendo y la veo que termina de preparar el guacamole y aún dentro el pesado molcajete llevarlo a la mesa donde nos sentamos a comer una rica carne asada con frijoles recién cocidos, tortillas apenas salidas del comal y el delicioso guacamole recién preparado.

El guacamole para un mexicano es algo tan obvio como el parmigiano para los italianos. Está en todas partes y nos lo sirven en varias versiones. Está presente en las mesas varios días a la semana, acompaña carnes, pescados y platillos vegetarianos. No concebimos un taco de carne asada sin su respectivo guacamole o un partido de futbol en la tele sin cerveza, totopos y…guacamole.

Pero dejen les cuento un poco acerca de este platillo. Su nombre (Ahuacamolli) proviene el náhuatl, se compone de dos palabras: Ahuacatl (aguacate) y molli (mole, salsa). Es un plato prehispánico que se preparaba solamente con aguacate, jitomates y chiles, después de la época colonial se le agregó la cebolla y actualmente tiene algunas variantes que cambian de estado a estado en la República Mexicana.

Esta que les propongo es la receta que me enseñó mi madre, quien a su vez aprendió a hacerla con la receta de su madre la cual también la hacía como su madre y así hasta retroceder muchos, muchos años atrás. La mayor parte de las recetas no incluyen ni ajo ni comino, pero yo lo hago así porque me recuerda a mi madre, a México, a mi infancia.

Guacamole

  • 1-2 aguacates maduros
  • 1 Cebolla blanca pequeña
  • 1 jitomate pequeño
  • Cilantro fresco al gusto
  • Chiles verdes al gusto
  • 1/2 diente de ajo
  • 1 limón (lime)
  • Comino
  • sal al gusto

En un molcajete (mortero) poner el ajo, algunas gotas de limón, una pizca de sal y una pizca de comino (pueden usar también en polvo) machacar todo hasta formar una pasta. Partir el aguacate a la mitad y descartar el hueso. Con la ayuda de un tenedor rascar toda la pulpa del aguacate y agregarla a un contenedor, unir la pasta de especias.

Picar la cebolla, los chiles y el jitomate, agregar al contenedor con el aguacate. Picar finamente el cilantro e incorporar. Mezclar perfectamente, agregar el resto del limón y rectificar de sal. Servir acompañado de totopos.

Publicaciones Similares

14 comentarios

  1. >Me encanta tu guacamole, porque es diferente a todos los que he visto. Viniendo de ti y sabiendo lo que añoras Méjico la pruebo ya! Qué bonita foto!

    besitos guapa

  2. >Pues yo pienso publicar las que hagas e incluirlas en el concurso, jajaj, si quieres, al menos esta para que salgas en la lista de blogs y agradecimientos…

    Ojalá puedas publicar otra antes del jueves, para incluirla también.

    si lo bueno es el superrecetario que estamos elaborando y que se verá enriquecido con tus aportaciones.

    (Y además te puede servir para renovar ideas, descubrir otros platillos, etc)

    Un abrazo.

  3. >Blo, entiendo ese no saber por dónde comenzar o cuál escoger, es como esa frase que se dice a los nios y a mi me parece tan cruel "¿a quién quieres más, a mamá o a papá?".
    El guacamole se ve estupendo, apetitoso, apetecible.
    Besitos, guapa.

  4. >Entiendo lo que te pasa, con tantas recetas tan fantásticas que tenéis en Mexico, no me extraña que no sepas cual enviar. Este guacamole es perfecto.
    Besitos

  5. >Gracias rica receta… la hago con los mismos ingredientes en forma similar… me encanta.
    Un abrazo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *