Receta Salsa Bechamel Italiana

Receta Salsa Bechamel (besciamella): Una de las salsas más usadas y tradicionales en la cocina italiana. Hoy les traemos el paso a paso para prepararla en casa en pocos minutos y usarla en sus recetas preferidas.

Por años italianos y franceses se han peleado la invención de esta salsa aunque el recetario más antiguo que contiene la receta de esta salsa es de origen italiano y es de nada más y nada menos que del siglo XV (esto según Wikipedia).

Pero yo no quiero entrar en detalles sobre a quien pertenece la receta salsa Bechamel, yo lo que les quiero contar es que muchos de los platillos preparados en mi país adoptivo hacen uso de esta salsa, así que aquí les traigo la receta paso a paso para prepararla.

Esta salsa básica es muy fácil de preparar, la clave está en mezclar/batir hasta que no quede un solo grumo y obtengamos una salsa densa y bien amalgamada.

Una vez la receta salsa bechamel estará lista, bastará dejarla enfriar cubierta con film de cocina, poniendo atención que esté en contacto con la salsa para evitar que se forme una capa dura en la superficie.

Receta Salsa Bechamel: Un básico de preparar en casa

Como usar la salsa besciamella

Esta salsa es perfecta para usar en cientos de recetas, la más popular sin duda es la lasaña boloñesa y es que esta salsa es ideal para agregar cremosidad a muchos platillos horneados. Aunque también se puede usar para condimentar pasta como si fuera una salsa común.

Las variantes

La receta de la salsa besciamella se presta a muchísimas variantes, por ejemplo se puede agregar un poco de pesto para crear una deliciosa salsa bechamel al pesto y condimentar la pasta, o se puede licuar con un poco de hongos, nueces, verduras para darle un toque de sabor extra.

La variante más popular es la de agregar quesos, pueden ser quesos rallados secos tipo Parmigiano o quesos que se derritan como Fontina, Gouda, Cheddar, etc.

Receta Salsa Bechamel

*La lista de ingredientes la encuentran abajo en la tarjeta de la receta salsa bechamel.

En una cazo poner la mantequilla y derretirla a fuego medio moviendo de vez en cuando con unas varillas. Es importante moderar bien la flama para evitar que la mantequilla se queme, para ello deben solo poner atención a que el fuego no esté demasiado alto y la mantequilla se derrita poco a poco, cuando vean que se ha hecho líquida y comienza a hacer burbujas, está lista para el paso siguiente.

Derritiendo la mantequilla en el cazo.

Agregar la harina a lluvia, esto es haciéndola caer poco a poco en el cazo mientras mezclan con las varillas vigorosamente para evitar que se formen grumos.

Agregando la harina a lluvia.

Dejar cocinar por 1-2 minutos, moviendo todo el tiempo con las varillas, a esta preparación se le llama roux (en francés) y es muy importante para que nuestra salsa quede perfecta. Si se han formado algunos grumos no se preocupen, abajo les doy algunos consejos sobre como «arreglar» la salsa.

Mezclando vigorosamente la harina con la mantequilla.

Agregar la leche poco a poco y moviendo con las varillas para amalgamar muy bien, la leche debería estar a temperatura ambiente para evitar que se enfríe el preparado y se formen grumos al contacto con el roux caliente.

Agregando la leche lentamente.

Agregar ahora una pizca de sal, un poco de pimienta recién molida (yo uso pimienta blanca) y un toque de nuez moscada, puede ser rayada en el momento o en polvo. Mezclar bien para amalgamar los sabores y probar hasta encontrar el gusto justo.

Poniendo un poco de nuez moscada.

Dejar cocinar a fuego bajo por diez minutos, mezclando constantemente, hasta obtener una salsa densa y de apariencia aterciopelada. Si aún y todo se le han formado grumos, no se preocupen, aún es posible usarla, abajo les explico como.

Receta Salsa Bechamel: Haciendo ver la consistencia de la salsa con una cuchara.

Dar los últimos toques agregando más pimienta, sal o nuez moscada, pero pongan atención ya que el sabor debe ser siempre delicado y dejar un gusto suave a mantequilla. Si la consistencia es demasiado densa pueden agregar un poco más de leche.

Agregando un poco de pimienta blanca.

Trucos y consejos:

  • Si a pesar de todo se han formado algunos grumos, pueden usar un mixer o la licuadora para arreglar la salsa.
  • Para conservar la salsa bechamel primero la tienen que dejar enfriar completamente, luego ponerla en el refrigerador donde puede durar de tres a cuatro días. Si quieren pueden también congelarla y cuando la necesiten la descongelan en el refrigerador el día antes de usarla, luego la calientan ligeramente agregando un chorrito de leche.
  • A según de la receta en la cual van a utilizar la salsa, pueden aromatizarla poniendo a calentar la leche con varias especias y hierbas aromáticas, incluso con ajo y cebolla. Recuerden de dejar después la leche que se enfríe a temperatura ambiente antes de utilizarla.
  • Yo a veces hago canelones con hongos y licúo la salsa con un poco de los mismos (salteados con un poco de aceite de oliva y sal), así obtengo una salsa bechamel a los hongos, espinacas, etc. ¡Una delicia!

Receta Salsa Bechamel Italiana

Receta Salsa Bechamel (besciamella): Una de las salsas más usadas y tradicionales en la cocina italiana. Esta es la guía para prepararla en casa en pocos minutos y usarla en sus recetas preferidas.
PREP 5 minutos
COOK 15 minutos
TOTAL 20 minutos
No ratings yet
Imprimir Pin Rate
Raciones: 1

Ingredientes 

  • 4 tazas (1lt) de leche entera
  • tazas (100 gr) de harina todo uso (cernida)
  • 5 cdas. (100 gr) de mantequilla
  • Nuez moscada (fresca o en polvo)
  • Sal y pimienta

Elaboración paso a paso

  • En una cazo poner la mantequilla y derretirla a fuego medio moviendo de vez en cuando con unas varillas.
  • Agregar la harina a lluvia, esto es haciéndola caer poco a poco en el cazo mientras mezclan con las varillas vigorosamente para evitar que se formen grumos.
  • Dejar cocinar por 1-2 minutos, moviendo todo el tiempo con las varillas.
  • Agregar la leche poco a poco y moviendo con las varillas para amalgamar muy bien.
  • Agregar ahora una pizca de sal, un poco de pimienta recién molida y un toque de nuez moscada. Mezclar bien para amalgamar los sabores y probar hasta encontrar el gusto justo.
  • Dejar cocinar a fuego bajo por diez minutos, mezclando constantemente, hasta obtener una salsa densa y de apariencia aterciopelada.
  • Dar los últimos toques agregando más pimienta, sal o nuez moscada, pero pongan atención ya que el sabor debe ser siempre delicado y dejar un gusto suave a mantequilla. Si la consistencia es demasiado densa pueden agregar un poco más de leche.

notes

  • Si a pesar de todo se han formado algunos grumos, pueden usar un mixer o la licuadora para arreglar la salsa.
  • Para conservar la salsa bechamel primero la tienen que dejar enfriar completamente, luego ponerla en el refrigerador donde puede durar de tres a cuatro días. Si quieren pueden también congelarla y cuando la necesiten la descongelan en el refrigerador el día antes de usarla, luego la calientan ligeramente agregando un chorrito de leche.
  • A según de la receta en la cual van a utilizar la salsa, pueden aromatizarla poniendo a calentar la leche con varias especias y hierbas aromáticas, incluso con ajo y cebolla. Recuerden de dejar después la leche que se enfríe a temperatura ambiente antes de utilizarla.
  • Yo a veces hago canelones con hongos y licúo la salsa con un poco de los mismos (salteados con un poco de aceite de oliva y sal), así obtengo una salsa bechamel a los hongos, espinacas, etc. ¡Una delicia!
Nutrition
Calorías: 1700kcal
Don’t miss any recipe.Subscribe for free to our Newsletter!

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recipe Rating