Salsa guacamole taquera. ¡Lista en 5 minutos!

Esta ríquisima salsa guacamole taquera es todo lo que necesitas para tus tacos y no solo porque va perfecta con cualquier antojito mexicano.

Prepararla es muy fácil ya que necesitas pocos ingredientes y en pocos minutos tienes lista esta salsa para que la disfrutes con tus platillos favoritos, que sean mexicanos o no.

Guacamole sauce for tacos

Guacamole Salsa Para Tacos

Uno puede pensar que crecí comiendo esta salsa en mi país natal pero la verdad es que no es así, este tipo de salsa no era muy popular años atrás y en realidad yo la conocí solo cuando me fui a vivir precisamente a Aguascalientes, ahí la usan para acompañar las tortas (bocadillos) y tacos de lechón, anteriormente la usaban solo para ello pero se hizo tan popular que ahora la sirven en todas las taquerías y loncherías.

Pero pongan atención, que esta salsa no es el archifamoso guacamole que en realidad tiene una consistencia más untable, la que les propongo hoy es en realidad una salsa en todo el sentido de la palabra con una consistencia más líquida.

Y tampoco es el -ahora más famoso- salsa guacamole falso que se dice sirven en todas las taquerías mexicanas.

En fin, trucos aparte, esta salsa tiene varias versiones, la que yo les traigo hoy es preparada con los ingredientes crudos y es una de mis favoritas de siempre.

Salsa guacamole taquera

  • 1 aguacate maduro
  • 1 manojo de cilantro fresco
  • Chiles verdes
  • 1 diente de ajo pequeño
  • 1/2 limón (lime)
  • 30 gr de cebolla (opcional)
  • Sal de grano
Ingredientes para salsa guacamole: Chiles verdes, ajo, sal, limón, aguacate, cilantro.

Preparación:

En el procesador de alimentos o en una licuadora poner el ajo sin piel, un poco de cilantro, 2-3 cucharadas de agua, un poco de sal, la cebolla (si usan) y los chiles. Procesar hasta amalgamar los ingredientes.

Ayudándose con una cuchara extraer el aguacate de su cáscara y ponerlo en el procesador, agregar el cilantro y procesar hasta que la salsa quede de la consistencia deseada, agregando más agua si es necesario.

Personalmente me gusta la salsa con una consistencia «rústica», es decir, que queden trocitos de aguacate y de cilantro, por eso solo le doy un par de pulsaciones al procesador.

En las taquerías mexicanas casi siempre la salsa tiene una consistencia más pareja, para ello basta procesar por más tiempo los ingredientes hasta que quede con una textura aterciopelada como la de la foto de abajo. Sea de la consistencia que prefieran, la salsa quedará deliciosa.

Poner la salsa apenas preparada en un contenedor, agregar el jugo del limón y rectificar de sal, ahora la salsa guacamole está lista para disfrutar.

Consejos y notas

El motivo por el cual pongo primero el ajo con un poco de los otros ingredientes es que los chiles crudos son un poco duros y el ajo me gusta que quede bien machacado ya que de lo contrario quedaría en trozos y eso no a todos gusta. El cilantro es para que amalgame bien todo.

Los chiles que se usan normalmente para la salsa guacamole son el serrano y en algunos casos el jalapeño, para quienes vivimos fuera de México a veces es un poco díficil encontrar este tipo de chiles, pero podemos usar otro tipo, por ejemplo los thai que son más fáciles de encontrar en algunos mercados.

La cantidad de chile es al gusto, personalmente como mucho picante y no escatimo en ello, pero si ustedes prefieren pueden poner solo uno o dos, incluso pueden abrir los chiles por la mitad y descartar las semillas y venas para eliminar gran parte del picor (no se olviden de usar guantes si realizan esta operación).

Debido a que el aguacate tiende a oxidarse rápidamente, la salsa guacamole no se presta mucho para conservarla por demasiados días. Yo les recomiendo que hagan la cantidad necesaria que vayan a comer y que sea el mismo día que piensan usarla. En todo caso y si quieren hacerla de un día para otro y conservarla en el refrigerador pueden ponerla en un contenedor y cubrirlo con plástico dejando que el mismo quede bien pegado a la salsa.

El limón ayuda a que se oxide menos la salsa e incluso el hueso del mismo aguacate si se deja dentro (entero), pero yo personalmente le pongo poco limón porque para mi esta salsa debe saber más a aguacate y cilantro que al ácido del limón.

Guacamole sauce for tacos

Salsa Guacamole Taquera

Esta ríquisima salsa guacamole taquera es todo lo que necesitas para tus tacos y no solo porque va perfecta con cualquier antojito mexicano.
COOK 5 minutos
TOTAL 5 minutos
No ratings yet
Imprimir Pin Rate
Raciones: 1
Autor: Maricruz

Ingredientes 

  • 1 aguacate maduro
  • 1 manojo de cilantro fresco
  • Chiles verdes
  • 1 diente de ajo pequeño
  • ½ limón (lime)
  • ½ cebolla mediana (opcional)
  • Sal de grano

Elaboración paso a paso

  • En el procesador de alimentos o en una licuadora poner el ajo sin piel, un poco de cilantro, 2-3 cucharadas de agua, un poco de sal, la cebolla (si usan) y los chiles. Procesar hasta amalgamar los ingredientes.
  • Ayudándose con una cuchara extraer el aguacate de su cáscara y ponerlo en el procesador, agregar el cilantro y procesar hasta que la salsa quede de la consistencia deseada, agregando más agua si es necesario.
  • Personalmente me gusta la salsa con una consistencia “rústica”, es decir, que queden trocitos de aguacate y de cilantro, por eso solo le doy un par de pulsaciones al procesador.
  • En las taquerías mexicanas casi siempre la salsa tiene una consistencia más pareja, para ello basta procesar por más tiempo los ingredientes hasta que quede con una textura aterciopelada como la de la foto de abajo. Sea de la consistencia que prefieran, la salsa quedará deliciosa.
  • Poner la salsa apenas preparada en un contenedor, agregar el jugo del limón y rectificar de sal, ahora la salsa guacamole está lista para disfrutar.

notes

  • El motivo por el cual pongo primero el ajo con un poco de los otros ingredientes es que los chiles crudos son un poco duros y el ajo me gusta que quede bien machacado ya que de lo contrario quedaría en trozos y eso no a todos gusta. El cilantro es para que amalgame bien todo.
  • Los chiles que se usan normalmente para la salsa guacamole son el serrano y en algunos casos el jalapeño, para quienes vivimos fuera de México a veces es un poco díficil encontrar este tipo de chiles, pero podemos usar otro tipo, por ejemplo los thai que son más fáciles de encontrar en algunos mercados.
  • La cantidad de chile es al gusto, personalmente como mucho picante y no escatimo en ello, pero si ustedes prefieren pueden poner solo uno o dos, incluso pueden abrir los chiles por la mitad y descartar las semillas y venas para eliminar gran parte del picor (no se olviden de usar guantes si realizan esta operación).
  • Debido a que el aguacate tiende a oxidarse rápidamente, la salsa guacamole no se presta mucho para conservarla por demasiados días. Yo les recomiendo que hagan la cantidad necesaria que vayan a comer y que sea el mismo día que piensan usarla. En todo caso y si quieren hacerla de un día para otro y conservarla en el refrigerador pueden ponerla en un contenedor y cubrirlo con plástico dejando que el mismo quede bien pegado a la salsa.
  • El limón ayuda a que se oxide menos la salsa e incluso el hueso del mismo aguacate si se deja dentro (entero), pero yo personalmente le pongo poco limón porque para mi esta salsa debe saber más a aguacate y cilantro que al ácido del limón.
Nutrition
Ración: 1grams
Tried this recipe?Don't forget to tag us on Instagram! @maricruzava.blog

Publicaciones Similares

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recipe Rating