Los huevos rancheros son una de las especialidades mexicanas que se sirven principalmente como desayuno, este platillo que ha traspasado fronteras y popularizado mucho en todo el continente americano no es otra cosa que una base de tortilla frita con encima dos huevos estrellados bañados con una rica salsa de tomate. El acompañamento oficial son los frijoles fritos (tipo puré) pero en algunas versiones se acompañan también con crema, queso fresco y tiras de chile poblano. Durante mucho ...