El Sticky Toffee Pudding es un postre británico de origen canadiense. Este postre consiste en una torta de dátiles con una consistencia suave y húmeda que viene servida tibia bañada de una golosa salsa toffee -de aquí el nombre- y a veces también acompañada con helado de vainilla, salsa custard o crema batida. El Sticky Toffee Pudding viene notado por primera vez cuando fué servido por Francis Coulson en su famoso hotel Sharrow Bay Country House allá por los años 70’s. El crítico de comida Simon Hopkins escribió luego que en realidad Coulson le confesó que la receta se la había pasado Patricia Martin, una conocida de Lancashire, luego la misma Patricia confirmó el hecho diciendo a su vez que la receta la había tomado de dos oficiales canadienses que alojaban en su hotel durante la Segunda Guerra Mundial. Las dos recetas difieren solamente de la salsa y es de notar que la consistencia es más parecida a un muffin americano que a un sponge cake inglés.

En todo caso, al día de hoy este postre es parte de los dulces clásicos británicos y para hacerlo aún más auténtico en algunas variantes incluyen el uso del té negro en lugar de simple agua.

Si tienen problemas a encontrar el Golden Syrup pueden preparar una versión casera con 500gr de azúcar, 250ml de agua y una cucharada de limón. Hervir todo y cocer a fuego medio hasta que obtendrán un sirope del color dorado y de la consistencia densa. Si además les gustaría darle un toque especial pueden agregar una tacita de café a la salsa como hicimos nosotros.

Sticky Toffee Pudding

Ingredientes (para 8 mini porciones):

  • 225 gr de harina 00
  • 250 gr de dátiles secos
  • 400 gr de azúcar morena
  • 150 gr de Golden syrup
  • 250 ml de té negro
  • 235 gr de mantequilla
  • 3 huevos
  • 1 cdita. de levadura para tortas
  • 1/5 cdita. de bicarbonato
  • 2 cditas. de extracto de vainilla
  • 1 cdita. de nuez moscada en polvo
  • 200 gr de crema (nata)
  • Crema para montar

Preparación:

Calentar el horno a 170°.

Deshuesar los dátiles y ponerlos en un cazo con el té. Llevar a ebullición y dejar hervir por 1 minuto a fuego bajo. Apagar y dejar enfríar.

En un mixer de cocina poner 125gr de mantequilla suavizada y 150gr de azúcar morena. Trabajar la mezcla por 10 segundos. Agregar un huevo a la vez y batir para amalgamar. Poner la mezcla en un contenedor grande.

En el mixer poner los dátiles junto con el líquido y 1 cdita. de vainilla, trabajar por algunos segundos y luego vaciar la mezcla en el contenedor con la mezcla de huevos. Agregar la nuez moscada y mezclar bien.

Cernir la harina junto con el bicarbonato y la levadura y amalgamar todo con una frusta a mano.

Vaciar la mezcla en los moldes para muffin previamente engrasados – o si prefieren pueden usar un molde grande pero recuerden de aumentar el tiempo de cocción-.

Hornear por 30 minutos o hasta que pase la prueba del palillo.

Para la salsa toffee:

En un cazo poner la crema, el resto del azúcar y de la mantequilla, el Golden Syrup y la vainilla. Llevar a ebullición, bajar el fuego y dejar hervir suavemente por 10 minutos o hasta que la salsa se haya adensado.

Importante: Nosotros le dimos un toque especial a la salsa y agregamos una tacita de café espresso.


Sformate il pudding e servite ancora caldo bagnato con la salsa toffee e della panna montata.