Aunque el verano ya haya pasado y a la fecha de hoy se antojan mucho más las comidas calientes, no es pretexto para de vez en cuando no prepararse un rico sandwich.
Ok, digamos la verdad. Visto que algunas veces nos quedan esos ingredientes en el refrigerador y no sabemos que hacer con ellos, he aqui que entran los sandwiches al rescate.

No soy vegetariana, pero mi consumo de carne es bajo y algunas veces no puedo simplemente decir no a ciertos platos ricos en verduras (una de las pizzas que prefiero es con  berenjenas, pimientos y calabacitas). Por lo que si a ustedes también les gustan los vegetales, estos sandwiches quedan de miedo.

para dos personas:

  • 2 piezas de rosetta (o el pan que prefieran)
  • 2 cebollines cortados a lo largo
  • 3 rabanitos cortados en rodajas
  • 1 calabacita pequeña cortada a lo largo
  • Queso de cabra fresco
  • 2 cucharadas de aceite de oliva extravirgen
  • Sal y pimienta fresca recién triturada

En un contenedor poner los cebollines y los rabanitos con una cucharada de aceite, un poco de sal y pimienta. Revolver bien y dejarlo reposar por unos 10min. Mientras tanto saltear las calabacitas en una cacerola con el resto del aceite hasta que esten al dente (tiernas por fuera y crujientes por dentro).
Cortar el pan por la mitad, poner el queso, las calabacitas y por último las verduras marinadas.
El sabor tierno del queso y las calabacitas va genial con el sabor fuerte de los cebollines y la pimienta fresca.
Sean creativos y usen cualquier cosa que tengan en el frigo, por ejemplo berenjenas, pimientos, apio, tomates frescos, etc. Se trata de usar esas verduras que a veces nos quedan rezagadas y que no bastan para hacer una ensalada.

Author: Maricruz

Fotógrafa inventada y foodie por casualidad. Viajera curiosa y adoradora incondicional de los gatos. Vivo, respiro y me harto de cappuccinos (mi vicio!) en Roma, Italia.