mexicanas

Salsa asada de molcajete

La salsa asada de molcajete es una salsa mexicana rica de sabor y tradición que nunca falta en las mesas familiares. Esta salsa se preparara con pocos y simples ingredientes y su sabor particular y consistencia se debe a dos factores, el primero y más obvio es debido a la cocción de los tomates y los chiles que se hace en un comal con la técnica de asado, normalmente mientras se preparan las tortillas o la carne en las brasas. Es por ello que está salsa es particularmente servida cuando se prepara carne asada a las brasas.

El otro factor -de no descartar- es el uso de un utensilio muy popular en las cocinas mexicanas: el molcajete. Es con ese utensilio que se logra la consistencia rústica de la salsa que ni la mejor de las licuadoras logrará reproducir.

En todo caso, no hace falta tener un molcajete para gustarse esta deliciosa salsa, bastará un mortero o si de plano no queremos complicarnos la vida se puede usar una licuadora pero con atención a no exagerar con el uso para que no quede una salsa demasiado molida. De seguro no quedará igual pero el tiempo de preparación se reduce de mucho.

Para el picante recuerden de moderarse con los chiles, es necesario que sean verdes, en México se usa el llamado chile serrano pero si no lo pueden encontrar fácilmente pueden usar otro tipo, lo importante es que sean frescos.

Salsa asada de molcajete

Ingredientes:

  • 500 gr de tomates maduros
  • 100 gr de chiles serranos
  • 100 gr de cebolla
  • 1 manojo de cilantro fresco
  • 1-2 dientes de ajo
  • Sal gruesa

Preparación:

Lavar y mondar los tomates y los chiles. Proceder a asarlos en un comal o en una parrilla en la estufa, comenzando poniendo primero los tomates y cuando estos estén ya casi listos agregar los chiles que se tardarán menos tiempo en asarse.

En un molcajete o mortero poner un poco de sal gruesa y los dientes de ajo, machacar hasta obtener una pasta. Agregar los chiles y continuar machacando hasta que estos estén bien amalgamados al ajo. Unir los tomates con todo y piel y machacar hasta obtener la consistencia deseada (hay quien gusta de dejarla con los tomates un poco en trozos, para una versión rústica).

Rectificar de sal y dejar reposar hasta que enfríe. Picar la cebolla y el cilantro y agregarlos a la salsa, mezclar y ¡listo!

You Might Also Like

2 Comments

  • Reply
    Nati
    septiembre 26, 2017 at 6:55 pm

    No conocía esta salsa, se ve muy rica. Un besazo.

    • Reply
      Maricruz
      septiembre 29, 2017 at 8:51 am

      Si, Nati, esta salsa es muy común en México!

    Leave a Reply