Comenzar un nuevo año normalmente nos llena de energía, nos motiva para hacer las cosas mejores, para empezar nuevos proyectos y hasta para aprender de nuestros errores pasados. Es como si cambiáramos de piel y nos transformáramos en lo que queremos realmente ser. No hay nada de malo en ello. Las cosas vuelven a la normalidad de a poco a poco y esa descarga de adrenalina que sentimos el primer día del año nos da la fuerza para continuar los siguientes 364.

El año pasado -haciendo honor a la verdad- sentí que me bloqueé un poco, que me quedé cómodamente instalada en un lugar confortable y calientito esperando que las cosas llegaran a mi por si solas mientras yo solo estiraba la mano para tomar aquellas que en realidad me interesaban. En pocas palabras: Me dormí en mis laureles.

¿En qué momento pensé que mi vida estaba resuelta? ¿Porqué dejé de motivarme a mi misma y pensé que mi carrera -que apenas comenzaba- había alcanzado un sitio estable y era hora de sentarse y cosechar lo sembrado? Dios santo…que arrogancia de mi parte pretender tener todo en unos meses lo que a otras personas les cuesta años. Y ahí me quedé. Me quedé por semanas, por meses pretendiendo que todo estaba bien y que no había nada mejor para mi allá afuera. Que equivocada estaba.

vintage rose cakechocolate cake

Mis propositos de éste año no los hice el día primero. Mis propositos de éste año los vengo planificando desde hace ya varias semanas y dejenme les digo que me estoy muriendo de miedo. Dejar lo seguro por lo incierto, lo “bueno” por lo “quien sabe” me hace temblar de incertidumbre. ¿Y si no resulta? ¿Y si me arrepiento? ¿Y si…? En fin.

Y aún, a pesar de todo este miedo, a pesar de las largas horas pensando y re-pensando en pros y contras, en lo díficil que es la vida y en como nos la complicamos más nosotros mismos: No veo la hora de que mi aventura comienze!

Solo para terminar les digo, cualquieras que sean sus propósitos de éste año: Trabajen duro para cumplirlos y sean felices en el proceso. Feliz año 2013 a todos ustedes! .

chocolate cupcakes

*el pastel lo hice para el cumpleaños de una amiga en noviembre, los cupcakes son las sobras de la masa de un pastel de chocolate que hice para el número de abril de la revista Alice in Cucina.

Author: Maricruz

Fotógrafa inventada y foodie por casualidad. Viajera curiosa y adoradora incondicional de los gatos. Vivo, respiro y me harto de cappuccinos (mi vicio!) en Roma, Italia.