El domingo fuimos al estadio, jugò la LAZIO. Llegando a casa llorè……no porque hayan perdido, llorè por muchas cosas, porque no pude hacerlo en el estadio, por la frustaciòn de ver que mi equipo no jugò bien, por mi mamà que està lejos , porque Leo se volviò a subir a la barra de la cocina y se comiò mi pastel , porque a Max se le volviò a olvidar y no llevo mi abrigo a la tintorerìa, porque la noche anterior habìa dormido solo 4 horas, porque hacìa mucho frìo y me dolìan mucho ...