Martha llegó desde Monterrey con su hijo Luis, su esposo era un traficante de drogas el cual aparte de serle infiel en diferentes ocasiones, atentaba contra la vida de su familia. Cuenta que un día iban por una avenida muy importante de dicha ciudad, cuando en un semáforo los alcanzó una camioneta blindada y les dispararon con una pistola. Solo era para asustarnos, si nos hubieran querido matar hubiera sido muy fácil, la mafia no se anda con tonteras -Agregó- En otra ocasión me confesó que ...