Los hongos en vinagre son simplicísimos de preparar, estos pueden ser consumidos como entrada, por ejemplo en una bruschetta o también como una guarnición para platillos de carne como cerdo rostizado, cacerola de pollo, etc. Ahora que estamos en temporada de hongos y setas frescas es el momento perfecto para prepararlos cuando son económicos y además su sabor está al máximo. Esta receta es una variación si no queremos conservarlos en aceite o congelarlos, así los tendrán listos todo el año ya que se pueden conservar hasta doce meses en un lugar seco y fresco, preferentemente al obscuro.

Nosotros hemos usado una variedad de hongos compuesta de porcini, champignon, chanterelas y armillaria. Ustedes pueden usar la variedad de hongos que prefieran, lo importante es que pongan mucha atención a la limpieza de estos ya que cada uno tiene un método diferente.

Hongos en vinagre

Ingredientes:

  • 1 k de hongos mixtos
  • 250 ml de vinagre de manzana
  • 250 ml de vinagre de vino blanco + otro poco para llenar los frascos
  • 500 ml de agua
  • Laurel
  • 1 cdita. de orégano seco
  • 2 dientes de ajo
  • Pimienta negra entera
  • 1 cdita. de azúcar morena
  • 1 cda. de sal gruesa de mar

Preparación:

Limpiar perfectamente los hongos. Cortar los más grandes en pedazos y los pequeños dejarlos enteros si se deseas.

En una olla grande poner el agua y los vinagres, agregar la sal, el azúcar, algunos granos de pimienta y 2-3 hojas de laurel. Llevar a ebullición y agregar los hongos.

Dejar hervir a fuego bajo por 2 minutos, apagar la flama y dejar a reposo por otros 2 minutos. Colar los hongos y ponerlos sobre una servilleta de tela limpia, dejarlos enfriar completamente.

Pelar los ajos y cortarlos a láminas finas, mezclarlas con los hongos y llenar los frascos previamente esterilizados, unir algunas hojas de laurel, orégano y granos de pimienta si se desea, presionar un poco con una cuchara para hacer que salga el exceso de aire.

Terminar llenando con vinagre los frascos, taparlos con una gasa o una servilleta de tela muy fina y dejarlos reposando toda la noche. Al día siguiente cerrarlos herméticamente.

Ponerlos a reposar en un lugar oscuro, seco y fresco. Los hongos estarán listos para el consumo después de 30 días.
Funghi sott’aceto

Author: Maricruz

Fotógrafa inventada y foodie por casualidad. Viajera curiosa y adoradora incondicional de los gatos. Vivo, respiro y me harto de cappuccinos (mi vicio!) en Roma, Italia.