italia

Gubbio

La leyenda dice que hace muchos años, cuando San Francisco de Asís se encontraba en la ciudad de Gubbio, existía un lobo que tenía aterrorizada la población. Conociendo esto, San Francisco de Asís, que como todos sabemos tenía el don de hablar con los animales; decidió de ir a buscarlo y hablar con él para hacerlo entrar en razón y que parara de hacer el mal. El lobo lo escuchó y desde ese momento terminó su reinado de terror e incorporándose a la ciudad se convirtió en icono del lugar.

Mi marido me contó esta historia mientras manejaba rumbo a Gubbio, una de las ciudades medievales que visitamos en nuestro recorrido por Umbria. La ciudad me gustó mucho y aunque el clima no era de lo mejor puesto que el sol no dejó de jugar al escondite durante todo el día, disfrutamos mucho la ciudad y sus leyendas. Aqui les dejo como siempre una serie de fotos que tomamos en nuestro recorrido, como es costumbre, las fotos de los principales monumentos se las buscan en internet, que aunque tomamos muchas de ellas, prefiero ponerles aqui esas que no encontrarán tan facilmente por ahi.

De no perderse:
– La subida a la Catedral de San Ubaldo, a pié. Pueden subir también en coche o si no le tienen temor a las alturas (como nosotros) pueden usar la funicular, pero los advierto que no son cubiertas y no se detienen, por lo que tienen que saltar en ella. Un poco de miedo la verdad, pero vaya que si les gustan las emociones ”fuertes” seguro que se divertiran. Son dos km de extenuante subida, pero la verdad vale la pena la caminada, porque el camino es bellísimo.
En verano hay un autobús que sale cada media hora también.

Para comer debo decir que Gubbio es incluso más caro que Perugia o quizás es solo que no se tienen tantas opciones como en esta última ciudad. Como sea, nosotros tomamos un menú que ofrecía un primer plato a base de pasta con crema de trufa (la especialidad de la región), un segundo que era carne de cerdo en salsa de trufas, agua mineral de bebida y café. Todo por la suma de 35€ por persona, se me hizo caro pero visto que -como dije antes- no hay muchas opciones pues al final no hay mas remedio que gastar. Claro, pueden también tomar los menús en los varios restaurantes con terrazas por el cual pagarán más o menos 15€ y que incluye: una pizza, una bebida y café. O en su defecto, pedir un panino en las muchas salumerias de la ciudad.

Antes de dejar la ciudad pasamos a una tienda y compramos salsas de trufas, en crema, tostadas, etc. Algunas incluso incluyen 500grms de pasta y una botella de vino las cuales vienen envueltas en bolsas de celofán con un moño, lo que resulta un regalo muy chic para nuestros amigos, el precio es de 5€ y las que no contienen vino por 2€.

Como último dato les digo que en el Monte Ingino se construye cada año el árbol de navidad más grande del mundo y que consiste de miles de luces desde la punta hasta la falda del cerro, un espectáculo que pienso no me perderé la próxima navidad, ya les contaré si es que se me hace ^^.

gubbio1

gubbio2

gubbio3

gubbio5

gubbio6

gubbio7

You Might Also Like

1 Comment

  • Reply
    Jessica
    diciembre 2, 2009 at 9:28 pm

    >Que bonito todo, espero que puedas ir a ver el pino de navidad más grande del mundo!

  • Leave a Reply