Este año nos trató muy mal la primavera y por aqui tuvimos lluvias que nos dejaron con el cobertores ligero al menos hasta mitad de junio. Pazzesco. Pero ahora que el calor y el sol han dejado entrever sus primeros días parece que lo hizo con todo el ímpetu con que le fué posible. Como si hubiera sido culpa nuestra que la muy maledetta primavera no hubiera hecho acto de prescencia. Alguien tiene que pagar -ha de pensar la madre naturaleza- y esos sin duda somos nosotros.

Para rematar mi mala suerte (o buena debería yo de decir?), este año hemos decidido que no nos vamos a nuestra casa de fuera como lo hacemos cada año y la razón es simple: Tengo más trabajo del que normalmente tengo cada año en estas fechas. Por eso pienso que tal vez no sea mala sino buena suerte ¿Ustedes que piensan?

Hice este servicio de fotos por ahí de finales de marzo para mandarlas a una agencia de Milán. Preparé las paletas entre nubarrones, truenos y lluvias interminables y con el frío que me obligó a tenerlas en el congelador más días de los que hubiera querido. Hasta que las ganas pudieron más y dimos cuenta de ellas antes de irnos de vacaciones. De seguro prepararé más porque este verano el único mar y lago que pienso verán mis ojos será a travéz de las fotos que girarán por la web y la brisa que sentiré será la única que esta Roma se permite de regalarnos unas pocas horas al caer la noche, sentada en una silla en el balcón, los pocos minutos que asomaré la nariz fuera de casa.

Buen Verano a todos!

La receta es una combinación de Helado de Moras y Paletas de Mermelada y Yogurth Griego.

4I2B1533(collage)

Author: Maricruz

Fotógrafa inventada y foodie por casualidad. Viajera curiosa y adoradora incondicional de los gatos. Vivo, respiro y me harto de cappuccinos (mi vicio!) en Roma, Italia.