Lo admito. Soy una de aquellas a las que la palabra “a la mexicana” le paran los pelos de punta desde que vivo en este continente. La costumbre de los europeos de adjuntar mexicano con todo lo que lleve maíz (dulce, además…) o frijoles es algo a lo que nunca me acostumbraré.

A lo que si me estoy acostumbrando es a cerrar la boca y aceptar toda clase de encargos de editoriales y clientes me piden porque se empeñan en dar a conocer la gastronomía mexicana (falsa) en otros países, por mucho que mi Moctezuma interno me sople al oído que estoy perdiendo mis costumbres poco a poco.

Yo no quiero perder mis costumbres. Tengo una maquinita de hacer tortillas en casa y un mercado a dos pasos que me provee de muchas cosas “auténticas”, y lo pongo entre comillas porque a decir verdad esos chilitos verdes de mexicanos tienen muy poco. Con esa maquinita y ese mercado he tratado poco a poco de introducir un poco de la gastronomía de mi país en este que me ha adoptado y acepta aún con mis rabietas patrióticas.

Esta foto la hice hace exactamente un año, como no la podía publicar en ese entonces lo hago ahora. Junto con una – no obstante el nombre – no muy mexicana receta.

Ensalada de pasta a la mexicana

Ingredientes:

  • 300 grs de pasta de formato pequeño (tipo farfalline)
  • 200 grs de frijoles cocidos
  • 200 grs de maíz (elote) de lata
  • 1 cebolla pequeña
  • 1-2 chiles verdes
  • 2 ramitas de cilantro fresco
  • 1 limón (lime)
  • 30 grs de aceite de oliva
  • sal y pimienta

Preparación:

Cocer la pasta como indicado en la confección, ponerla en un recipiente y agregar una cucharada de aceite de oliva. Mezclar bien para evitar que la pasta se pegue al momento de enfriarse.
Lavar los chiles, cortarlos a lo largo y quitar las semillas y las venas, cortarlos luego en tiras finas. Limpiar y cortar la cebolla en rodajas, ponerlas junto con los chiles en un contenedor.

Preparar el aliño. En un frasco poner el resto del aceite de oliva, un poco de sal y pimienta, el jugo del limón y el cilantro triturado finamente. Cerrar el frasco y agitarlo para amalgamar todo. Verter el aliño en el contenedor con los chiles y la cebolla, mezclar bien y dejar reposar por 10 minutos.

Agregar los frijoles y el maíz en el contendor con la pasta, bañar todo con el aliño, los chiles y la cebolla, mezclar y ajustar de sal.
Poner la ensalada en el refrigerador por media hora antes de servirla.

Author: Maricruz

Fotógrafa inventada y foodie por casualidad. Viajera curiosa y adoradora incondicional de los gatos. Vivo, respiro y me harto de cappuccinos (mi vicio!) en Roma, Italia.