mexicanas

De recuerdos y arrepentimientos { Los tamales de mamá Elvira }

Cuando se habla de recuerdos y nostalgias soy la primera en escuchar atentamente. Este blog está lleno de ellos. Yo estoy llena de ellos.

Dicen que no debemos vivir del pasado ni pensar en el futuro, que el presente debería ser el motor de nuestra vida; pero yo no estoy de acuerdo. Es el pasado lo que ha hecho de mi la mujer que soy, lo que me ha dado la pauta para crecer y una de las cosas que me ayudan día a día a seguir adelante.

Tengo historias alegres que contar, miles de bellos recuerdos que compartir. Pero tengo también muchos recuerdos tristes a los que no quiero renunciar. ¿Eso hace de mi una masoquista? Yo diría más bien que eso es lo que me define.

Siento que soy de todo un poco. Los recuerdos dolorosos han dejado cicatrices que hacen que no me olvide de ellos. Y los alegres me han llenado los días aburridos y alguna que otra tarde de lluvia. Yo no los reniego, soy todo un paquete orgullosamente cicatrizado, remendado y curado tantas veces que ya hasta perdí la cuenta.

Crecí prácticamente en la cocina de mi casa. En medio de olores y sabores mexicanos. Del atole que se derrama fuera de la olla, del comino molido en el molcajete, del nixtamal mientras hierve, de los chiles güajillo tostándose en el comal, del vapor de la olla de los tamales.

Ah. Los tamales.

En mi casa se hacían en navidad y en el día de La Candelaria(2 de feb). Desde temprano mi mamá Elvira se levantaba y comenzaba la faena de preparar el relleno, poner en remojo las hojas y tener todo listo para que a las 5 en punto de la tarde los tamales estuvieran listos.

Ayudaba en lo que podía; a lavar las hojas, a desvenar los chiles, a acarrear los ingredientes. Pero sobre todo, y con toda la inocencia de mis cinco años: Observaba.

No había juego ni amigo que me distrajera o me llamara la atención durante el proceso de preparar una grande comida. Mi mundo se detenía y se convertía en una especie La Fábrica de Chocolate donde lo único que veía era mi mamá Elvira y mi madre afanadas en la preparación de los tamales. Esos eran tiempos.

Al principo de esta entrada hablaba de que también tengo cosas tristes en mi pasado. ¿Quién no?. Hoy justamente recordaba mi mamá Elvira y el como nunca me pude despedir de ella antes de que muriera.

Hace unas semanas tuve el sueño más común y ordinario que una persona puede tener cuando ha perdido a alguien que ama. Soñé que el fantasma de mi mamá Elvira venía y se despedía de mi, me decía que todo estaba bien y que no había nada de lo cual temer porque ella estaba siempre conmigo.

Me desperté con una gran sonrisa, solo para que el ramalazo de la realidad me pegará con la fuerza de un caballo. Entonces lloré por mi mamá Elvira como nunca antes lo había hecho. Lloré por todas las veces que le respondí mal, por todos los abrazos que le rechacé, por todas las veces que no me permití llorar cuando supe que había muerto.
Lloré por la mujer que fué y que nunca pude conocer más allá de lo que una niña puede conocer a una abuela. Por no haberle dicho nunca que era uno de los amores más fuertes que he conocido y que jamás conoceré.
Por haberle mentido la última vez que la ví y decirle: Me voy a vivir a Italia, pero no estaremos separadas para siempre, regresaré y te llevaré conmigo.

No cumplí mi promesa, ni nunca podré pedirle perdón por todo lo que quisiera. Este es el tipo de cosas con las que tenemos que convivir algunas veces. Estos son los remiendos que me toca (y al que me ama) hacer de vez en cuando para recordar a mi misma de que vivo y existo solamente porque tengo un pasado.

Algunas personas recuerdan a las abuelas ausentes con la fragancia de un perfume. Yo a la mía la tengo en mi cocina todos los días y su recuerdo me llega más fuerte si por la casa se esparce el aroma de las hojas de maíz cociéndose al vapor.

Tamales

Para el relleno:

  • 1/2k de carne de cerdo
  • 1 cda de manteca
  • 400g de tomates para jugo (madurísimos)
  • 20g de chiles guajillo*
  • 20g de chiles anchos* (es el chile poblano seco)
  • 1 diente de ajo limpio y sin el centro (alma)
  • 2 hojas de laurel
  • 1/2 cdita de comino
  • 1/2 cdita de orégano seco
  • 1/2 cdita de pimienta negra entera
  • sal

*Los chiles guajillo y ancho se consiguen en los negocios de comida étnica.

Lavar y cortar la carne en trozos pequeños. Cocerla junto con las hojas de laurel y un poco de sal. Quitar el laurel y separar la carne del caldo. Reservar sea la carne que el caldo.

Abrir los chiles quitándoles las venas y las semillas. Tostarlos ligeramente en un comal o una cacerola y ponerlos a hidratarse en un poco de agua tibia por 15-20min.
Lavar los tomates, cocerlos y quitarles la piel. Licuarlos junto con los chiles y reservar.
En un mortero poner un poco de sal, el ajo y las demás especias y machacar hasta obtener una pasta. Untar con ella la carne y sofreírla con una cucharada de manteca hasta que esté dorada uniformemente. Agregar la salsa de tomate y chiles, salar al gusto y dejar cocinar a fuego lento por unos 20min, poniendo atención a que la salsa no se consuma (agregando cucharaditas del caldo donde se coció la carne). Debe quedar una salsa densa.

Para la masa y tamales:

  • 1k de masa de maíz nixtamalizado*
  • 200ml de caldo (usa el agua donde se coció la carne)
  • 300g de manteca**
  • Hojas de maíz para tamal
  • 15g de sal

*La masa que se obtiene del maíz con proceso de nixtamalización es muy diferente a la masa que se obtiene de la llamada harina de maíz que se conoce en Europa, por lo que si vas a preparar tamales te recomiendo usar la harina llamada Maseca y hacer la masa siguiendo las instrucciones del paquete, debe quedar una masa compacta (foto1).

** En mi familia, así como en muchas familias mexicanas; la manteca más común que se usa es la de cerdo, pero aquí me fué imposible conseguirla por lo que tuve que conformarme con la vegetal.

Preparación:

Hidratar las hojas de maíz poniéndolas en un contenedor grande y cubriéndolas de agua tibia.
En un contenedor grande o en la amasadora, poner la manteca junto con la sal y batir hasta que se forme una crema (foto2). Agregar la masa en pequeñas porciones junto con cucharadas del caldo y seguir batiendo hasta formar una masa esponjosa (foto 3).

Escurrir las hojas para quitarles el exceso de agua. Cortar una o dos hojas a lo largo para hacer los lacitos con los que cerraremos los tamales (foto 4). Hacer los tamales poniendo dos cucharadas de la masa en el centro de una hoja de maíz (foto 5), poner en el centro un poco del relleno de carne (foto 6) y cerrar cuidadosamente haciendo un paquetito (foto 7 y 8). Amarrar con dos lazos cada orilla del tamal (foto 9) y acomodar en una olla de vapor. Cocer durante 2hrs.
Servir tibios acompañándolos de atole. Al día siguiente recalentarlos sin hojas en una cacerola con una cucharadita de manteca hasta que doren y con una taza de café de olla recién hecho.

NOTAS:

  • No es la primera vez que hago tamales, pero si es la primera vez que les pongo este relleno y trato de seguir una receta vista incontables veces cuando niña pero que nunca me tomé la molestia de escribir.
  • Por razones obvias tuve que adaptar un poco la receta, el vivir fuera de México tiene sus desventajas cuando de cocinar comida típica de mi país se trata. Cambié la cantidad de chiles porque mi familia y amigos de aqui no están acostumbrados al picante pero recuerdo que mi mamá E. Le ponía muchos más chiles y nada de tomate.
  • Para las cantidades tuve que tomar notas mientras los hacía porque en mi familia (como estoy segura que en muchas otras) los gramos, tazas y demás medidas no existían. Se hablaba de ‘puñitos’ ‘pizcas’ ‘un poquito’ y toda la jerga que usaban nuestras madres y abuelas y con el que tantos como yo crecieron.

You Might Also Like

65 Comments

  • Reply
    luisa
    febrero 24, 2011 at 3:28 pm

    >Hoy me quedo con todo lo bello que cuentas Blo. Un beso guapa.

  • Reply
    El Oteador de los Mercados
    febrero 24, 2011 at 3:37 pm

    >Lo que cuentas te atrapa en corazón inevitablemnte. Y sí, creo que no hay que vivir anclados en el pasado, pero también pienso que no hay que olvidarlo, porque te ayuda a vivir el presente y construir el futuro. Los tamales, ricos ricos. Mi hija los prepara en ocasiones. Yo no los he hecho nunca.

  • Reply
    MªJose-Dit i Fet
    febrero 24, 2011 at 3:41 pm

    >Uf me he emocionado leyendo tu entrada, que recuerdo tan bonito hacia tu madre…estoy segura que los sentimientos llegan…la receta no la conocia y me ha gustado mucho…un besito

  • Reply
    Sonia - L'Exquisit
    febrero 24, 2011 at 3:48 pm

    >Ay, Blo, yo venia a comer, pero ahora tengo un nudo en la garganta q no me pasa nada…

    Un besito grande!

  • Reply
    Carmen Rosa
    febrero 24, 2011 at 4:03 pm

    >¡¡ Me has emocionado enormemente!!
    Me dejas sin palabras…….. gracias por compartir este gran sentimiento, tus pensamientos, tus bellos recuerdos.
    Un fuertte abrazo y nunca he probado esta magnifica receta, pero el dia que lo haga me acordaré de ti y de tu queridisima y dulce Elvira.

  • Reply
    Carmen
    febrero 24, 2011 at 4:28 pm

    >Preciosa entrada, las lágrimas me caen y tengo que parar. Mis historias tristes que florecen al leerte.
    Fantásticos los tamales.
    Besitos

  • Reply
    Maria
    febrero 24, 2011 at 4:37 pm

    >Hola Blo, el otro día visitaste mi blog y me pasé a ver el tuyo y aquí me tienes enganchada. Mi pareja es mexicano y eso despierta mi curiosidad por vuestra gastronomía, más aún hace unos días que volvimos de visitar a su familia, para mi la primera vez, y mi curiosidad por todos vuestros platillos es todavía mayor. En una entrada de hace pocos días mencionabas que habías hecho tamales y me quedé un poco frustrada de no ver la receta… y bien aquí está, aunque reconozco que me han resultado un poco mas complicados de lo que me imaginaba, así que no se si todavía me animaré a hacerlos, quizá más adelante. Besos. me encanta tu blog.

  • Reply
    Las recetas de Abunany
    febrero 24, 2011 at 5:28 pm

    >Que bonito lo que has contado .
    No se debe vivir en el pasado …. pero si uno mantiene el recuerdo de los seres queridos nunca morirán .

    Los tamales se ven muy ricos !!!

    Un beso , cuidate .
    Nancy

  • Reply
    Marhya
    febrero 24, 2011 at 5:46 pm

    >Blo, es emocionante ese recuerdo de tu abuela, o mejor dicho, todos esos recuerdos de tu abuela. Ella sabía, seguro que si, cuánto la amabas y éso es lo que importa.
    y los tamales se ven estupendos, un día me atreveré a cocinarlos, así que me guardo este enlace, con tu permiso.
    Muchos besos.

  • Reply
    Cook me tender
    febrero 24, 2011 at 5:56 pm

    >Que bello todo lo que dijistes, me emocionastes…detrás de este blog de recetas estupendas solo puede haber una mujer llena de sensibilidad…gracias!

  • Reply
    Marga
    febrero 24, 2011 at 6:01 pm

    >En el norte de Argentina también se hacen tamales, yo los comí en Tucumán y me gustan mucho.
    Aquí en Rosario no se hacen.

    Besos.

  • Reply
    Judith
    febrero 24, 2011 at 7:08 pm

    >no tenemos que olvidar nunca nuestros orígenes! besitos guapa

  • Reply
    SUNY SENABRE
    febrero 24, 2011 at 8:04 pm

    >Coincido totalmente contigo. Porqué vivir solo el presente, cuando el pasado es una parte importante de nuestras vidas.
    No seríamos personas agradecidas si renunciáramos al pasado y a lo que nos haya podido aportar, sea bueno o malo. Todo ayuda a formar a las personas que somos y de todo se aprende.
    Uan receta que me ha gustado ver, no es muy común verlas en nuestra gastronomía y gracias a personas como tú las podemos aprender.

    Muchos besos Maricuz,

  • Reply
    Yvette
    febrero 24, 2011 at 8:04 pm

    >Hola Blo:
    Querida Amiga, Tu Abuela sabia perfectamente lo mucho que la querías, a veces nos cuesta trabajo decir lo que sentimos y no dejar al descubierto nuestros sentimientos, pero nuestros seres queridos, siempre supieron lo mucho que aprendimos de ellos, y para ellos eso era lo importante, porque no se usaba decirles te quiero!!!!.
    Deliciosos tus tamales, te mando un fuerte abrazo.

  • Reply
    Esther
    febrero 24, 2011 at 8:08 pm

    >Unos recuerdos tristes pero a la vez entrañables.Gracias por enseñarnos esas cosas ricas que hacen en Mexico.besos esther

  • Reply
    La Cucina del Topino
    febrero 24, 2011 at 8:12 pm

    >Querida Blo, se me llenaron los ojos de làgrimas al leer tu post, luego de hablar dije ya que voy a ver esta receta! pero màs que la receta (que de seguro un dia te pedirè que me ensenes en vivo y en directa) me quedo con tus palabras, tus sentimientos y de còmo muchas veces me he visto en lo que cuentas, he sentido una vez una fuerte dolor y culpa por o despedirme de un ser querido, y como tu, Dios quizo un dia que nos despidièramos en un lindo sueno…Un abrazo enorme y como ya te he dicho estoy siempre aqui! :-)

  • Reply
    Claudia
    febrero 24, 2011 at 9:02 pm

    >Hola Blo,

    Que antojo me has dado. Yo llevo días, desde el 2 de febrero para ser exactos, que me quiero preparar unos tamalitos. Los tuyos se ven deliciosos.

    Un saludo,
    Claudia.

  • Reply
    Más allá de 365 sonrisas
    febrero 24, 2011 at 9:19 pm

    >Qué sensacionales esos recuerdos… estamos hechos de ellos y eso no es negativo :) Besos

  • Reply
    Manderley
    febrero 24, 2011 at 9:40 pm

    >Es un relato precioso y lleno de ternura, amargura, alegría y valor por decirlo en voz alta. No siempre decimos las cosas cuando debemos y a quién debemos. Pero el reconocerlo es dar aquello que negamos alguna vez a la persona querida.
    Todos tenemos en nuestra vida un pellizquito de arrepentimiento por no decir "Te quiero" a tiempo. Pero llega un momento en que hacemos las paces con nosotros mismos y dejamos de culparnos por ello, la vida es así.

    Tu receta se ve muy rica, nunca la he comido, pero no me importaría comerme un plato ahora mismo.

    Besos

  • Reply
    Fabi
    febrero 25, 2011 at 12:02 am

    >Hola Maricruz. Me has hecho llorar de verdad con esta entrada. Estoy de acuerdo con lo que dices sobre el pasado y los recuerdos tristes: son parte de uno y nadie tiene derecho a decirnos "no llores ya por eso, ya paso, mira hacia adelante" Recordar lo triste no es masoquismo, es ser fieles a nosotras mismas, a las que fuimos y a las que somos. Me has emocionado tanto que no se ni que decir de tus maravillosos tamales. Yo los he preparado muy diferentes, como se usa a algunos miles de km de Mexico. El relleno era de maiz y las llaman humitas, te suenan, verdad? Un beso muy grande, buenas noches.

  • Reply
    Mayte✿
    febrero 25, 2011 at 3:26 am

    >Creo que la influencia más fuerte que tenemos las personas son la memoria de los que amamos.

    El ese amor que nos dejan, en sus enseñanzas, somos su reflejo en muchas pequeñas grandes cosas. A mi abuela la recuerdo no solo por su fuerte influencia en la cocina de nuestra familia, sino por el gran ser humano que fue y sigue siendo en nuestros actos.

    La vida es como ha de ser Blocita, pero estoy segura que tu cocina es el reflejo fiel de lo que llevas dentro, de lo que fue tu Abuela…un besiño grande y bonito fin de semana. :D

    De los tamales que te puedo decir…el dos de éste mes los comimos, y por lo menos…3 veces al año los hacemos en casa de mi Madre. ;)

    Los tuyos deliciosos, como no podrían ser de otra forma!

  • Reply
    Pilar
    febrero 25, 2011 at 4:09 am

    >Que lindo homenaje a tu abuela Blo. Me ha emocionado, yo muchas veces siento a mi abuela haciendome compañía en la cocina cuando hago cosas que crecí viendo como ella hacía. Yo tampoco me pude despedir de ella antes que muriera, las partes malas de vivir tan lejos de la familia.
    Un abrazo grande,

    Pilar

  • Reply
    Curra
    febrero 25, 2011 at 7:55 am

    >Blo tu abuela sabía muy bien como la querías. Unos recuerdos imborrables de la mente. Preciosa entrada.
    Los tameles delisiosos.
    Un abrazo mi niña.

  • Reply
    Blo
    febrero 25, 2011 at 8:02 am

    >Fabi: Creeràs que no los conozco?! y ahora ya me ha entrado la curiosidad jaja. Conozco solamente los tamales de elote, los tamales de ceniza, los tamales oaxaqueños, las corundas, tamales chiapanecos, y….creo esos son todos jaja o al menos los que me vienen a la mente ahora mismo. :)

    Mil gracias a todas por sus hermosìsimas palabras, son un amor de personas.!

  • Reply
    fresaypimienta
    febrero 25, 2011 at 9:55 am

    >Que preciosa entrada Blo, una vida sin recuerdos sería una vida vacía. te cuento un recuerdo, tus tamales me han hecho revivir nuestro viaje de boda, fue en México y desde el día en que pisé México por primera vez me quedé encantada de ella maravillosa tierra! muchos besos guspa

  • Reply
    Rakelilla
    febrero 25, 2011 at 10:27 am

    >Que bonito todo lo que has escrito, Blo, tengo la carne de gallina y no se ni que decirte.
    Los tamales no los he probado pero tienen que ser una delicia.

    Bicos

  • Reply
    maria
    febrero 25, 2011 at 10:28 am

    >Blo recogo todo en una gran cesta y me lo llevo, incluidos tus reuerdos.
    Nunca olvides Blo que como tu has dicho tienes presente por que tuvistes un pasado que condicionó lo que ahora eres, y tu presente como lo vivas y como lo pienses formará tu futuro.
    Un abrazo Blo

  • Reply
    Carmen
    febrero 25, 2011 at 10:31 am

    >Me ha encantado el recuerdo a tu abuela. No sabía lo que eran los tamales, pero ahora tengo curiosidad por probarlos

  • Reply
    Silvia
    febrero 25, 2011 at 11:54 am

    >No conocía yo este plato y tiene un aspecto riquísimo.

    Besos y muy feliz fin de semana.

  • Reply
    ANGELICA BERTIN
    febrero 25, 2011 at 11:55 am

    >Blo que historia mas hermosa llena de recuerdos
    Uno muchas veces se recrimina algo que hizo pero es la vida
    Amiga creo que tu abuela tiene que haber sabido todo lo que la querías y que las promesas era solo el amor que no querías cortar
    Me imagino que tu abuela esta contigo y que debe sentirse orgullosa de que su nieta la recuerde y cocine tan rico
    Los tamales me parecen un poco difícil conseguir los ingredientes
    Amiga un abrazo lleno de afecto
    besos

  • Reply
    elisangela
    febrero 25, 2011 at 4:02 pm

    >Che meraviglie, mamma mia amica pero non mi hai invitato a mangiarli vero? Scherzo mi hai fatto venire l'acquolina.
    baci

  • Reply
    Carol
    febrero 25, 2011 at 7:01 pm

    >Ayyy Blo! se me ha escapado una lagrimilla leyendo tu post, bueno para que te voy a engañar, más de una…pero es que ha sido tan bello lo que has escrito…

    Pero te diré una cosa, estoy segura de que tu mamá ya sabía todo eso que has escrito porque ellas siempre lo saben todo ;)

    Los tamales me han encantado, hace unos años tuve un novio mexicano, que tiempos aquellos y me hizo tamales, estaban tan ricos!! Y también me hacía enchiladas de mole…ayyy con lo que me gustaban y yo no tengo los ingredietes para poder prepararlas…

    Un besito y que pases un feliz fin de semana!

  • Reply
    Cavaru
    febrero 25, 2011 at 7:03 pm

    >Qué bonita entrada Blo,me has hecho llorar con este precioso homenaje a tu abuela.Yo creo que los seres queridos que hemos perdido están siempre con nosotros y estoy segura que tu abuela se siente muy orgullosa de tí.
    Los tamales nunca los he comido pero es un plato que me llama mucho la atención,quizás algún día,si encuentro los ingredientes necesarios,me atreva a prepararlo.

    Que pases un fin de semana estupendo.

    Un abrazo

  • Reply
    Sara
    febrero 25, 2011 at 7:20 pm

    >Blo, eres tremenda en tus relatos, llegas ahí donde es dificil llegar, tienes un don nena, la cocina sin dudar pero yo diría que más incluso que la cocina, que hoy para mi queda en un segundo plano, tienes la sensibilidad de las buenas personas y eso querida Blo te hace especial, muy especial.
    Un beso de los grandes y mil gracias por compartir parte de tu vida.

  • Reply
    Blo
    febrero 26, 2011 at 7:25 am

    >Lanjina: E' tutta colpa di Max! cmq non ti preoccupare, ti prometto che la prossima volta gli faccio solo per te!

    Muchìsimas gracias a tod@s por sus comentarios <3<3

  • Reply
    Alessandra
    febrero 26, 2011 at 9:26 am

    >Bellissimi!

  • Reply
    Marus
    febrero 26, 2011 at 10:43 am

    >Yo tengo pendiente hacer tamales peruanos con los recuerdos de infancia de Pepe pero no me decido aún. Los tuyos tienen una pinta buenísima. Buen fin de semana.

  • Reply
    OLGUIS
    febrero 26, 2011 at 3:36 pm

    >me ha encantado tu blog y tus experiencias y vivencias.
    Es bonito recordar las cosas del pasado y cuando recordamos nuestras comidas de nuestros paises nos entra la nostalgia.
    La ventaja es que en pleno siglo 21 cuando vivamos lejos podemos preparar estos ricos platillos.
    Saludos
    Olguis

  • Reply
    Sofritos y Refritos
    febrero 26, 2011 at 3:55 pm

    >Que historia tan bonita y tan bien contada, has hecho que me emocione!
    Nunca he probado los tamales pero tienen una pinta deliciosa!
    Besos y buen finde!
    Nasy

  • Reply
    MABEL
    febrero 26, 2011 at 4:00 pm

    >Ay, Blo.. qué bonito escribes. La verdad es que esta entrada te hace mucho meditar sobre las personas y cosas que tenemos tan a mano, esas tan cotidianas que nunca te paras a valorar…
    Precioso tu escrito, preciosa tu receta, preciosas tus fotos.. en definitiva…precioso tu blog!!
    Besos.

  • Reply
    Maria Dolores
    febrero 26, 2011 at 4:40 pm

    >Que plabras mas bonitas has escrito a mi me has dejado sin ellas.
    Un beso y un abrazo

  • Reply
    Mammazan
    febrero 26, 2011 at 5:23 pm

    >Una bellissima ricetta e ben spiegata!!
    Perchè non inserisci il traslator?
    Sarebbe più facile comprendere tutto per quelli che non capsiscono lo spagnoilo!!
    Un bacione e buon we

  • Reply
    Linda Susan
    febrero 26, 2011 at 9:54 pm

    >Qué recuerdos tan bonitos Blo, me ha encantado. Enhorabuena!!!

  • Reply
    Donibaneko
    febrero 27, 2011 at 11:14 pm

    >Que bonitos recuerdos Blo, además me encanta como cuentas la cosas… Jo0o!!! me pondría una taza de cacao y te llamaría para que me contaras algo cada tarde para desconectar unos miuntos .. Que suerte tener ese don de palabra!!!
    Y que Tamales más ricos a ver si encuentro los ingredientes por aquí…
    Un besazo0o tesoro!!!

  • Reply
    fe-i*ká
    febrero 28, 2011 at 9:19 am

    >Un abrazo! ….es lo unico que siento que puedo compartir contigo en este momento.

  • Reply
    garlutti
    febrero 28, 2011 at 6:41 pm

    >Me pasa como ati con el pasado ..y los recuerdos ..siempre estan presentes no solo en la memoria sino en muchos detalles de los momentos que vivo …los tamales nunca los he probado ..pero que buena pinta ..besos MARIMI

  • Reply
    Cristina
    febrero 28, 2011 at 11:36 pm

    >Será porque hoy tengo la lágrima fácil, pero has hecho que recuerde a mi abuela Carmen, los domingos por la tarde preparando una tortilla de pan… casi puedo oler el aroma de la canela!

    Besos y enhorabuena por un blog tan bonito

  • Reply
    Blo
    marzo 1, 2011 at 7:57 am

    >Mammazan: Probabilmente non lo hai visto ma il traduttore di google è posizionato sopra la lista degli archivi :)

    Muchas gracias a tod@s por sus comentarios!

  • Reply
    La casita
    marzo 1, 2011 at 12:57 pm

    >Blo, me he quedado sin palabras y con lágrimas en los ojos!! Qué hermoso lo que has contado!!
    Tanto es así que casi no miro tus tamales tan ricos!!

    Muchos besos

  • Reply
    Carmen
    marzo 2, 2011 at 8:49 am

    >Qué maravillsoso tener ese recuerdo de tu abuela, la historia que cuentas emociona, y la receta toma más significado, un beso

  • Reply
    Iratxe
    marzo 2, 2011 at 9:06 am

    >Hola hermosa, me he emocionado mucho… Te mando un abrazote.

  • Reply
    Don Camilo y Caldereta
    marzo 2, 2011 at 10:33 am

    >Que entrada más bonita Blo, de verdad que me has emocionado…. tus palabras, esa receta tradicional y tus maravillosas fotos …. que hermoso
    bsts. maite

  • Reply
    Juana
    marzo 2, 2011 at 12:56 pm

    >BLOOOOOOOOO!!!, venia deseando verte !!!…y me has emocionado….
    Tienes razón en lo de los buenos y malos recuerdos. todos forman parte de nosotros, los que nos han construido a lo largo de los años. Creo que cuando alguien muy querido se nos va, siempre, y por muy bien que lo hayamos hecho..siempre nos tortutamos pensando en ese momento o instante en que no reaccionamos como deviamos..no te apenes amiga. seguro que si la querias tanto, ella se fue sabiendolo..no lo dudes!
    Mi hija se llama Elvira, sabias? :)
    Hace tiempo que deseo hacer tamales, el problema para mi es conseguir hojas de maiz..pero te copio la receta para hacerlos como tu en cuanto las consiga!
    Linda Blo, no estés triste…es una suerte haber tenido a alguien a quien se quiso tanto!
    Besos amiga!!

  • Reply
    Kako
    marzo 2, 2011 at 2:48 pm

    >Como dicen, un pueblo que olvida su pasado no puede tener presente. Creo que en la vida el pasado no debe nunca enterrarse, porque al reconocer errores es que nos hacemos mejores personas.
    Tus tamales son entrañables, yo nunca los he comido, en Chile hacemos algo parecido que se llama humita pero sólo lleva el maíz molido, algún dia iré a México y me acordaré de ti.
    Besos.

  • Reply
    Maria louro
    marzo 2, 2011 at 9:50 pm

    >Hola Blo : Tienes un blog maravilloso y me han emocionado tus palabras , yo tambein tengo una abuela maravillosa ella me hace feliz cada dia y aunque se acerca su final , esta muy malita , espero poder acostumbrarme a vivir sin ella , cosa que a dia de hoy se me antoja imposible.
    Bicos mil

  • Reply
    Monica
    marzo 3, 2011 at 6:56 am

    >Tus post me emocionan siempre. Gracias!

  • Reply
    ALIMENTA
    marzo 3, 2011 at 3:05 pm

    >Es muy triste no poder despedirse de una madre o de cualquier ser querído, se perfectamente lo que sientes….No voy a decir más que me pondré demasiado tristona y no puede ser…

    Nunca he probado los tamales, pero viendo tus fotos me dan muchas ganas de probarlos.

    Estupendas fotos.
    Muaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa

  • Reply
    evacrem
    marzo 3, 2011 at 6:56 pm

    >Acabo de aterrizar en tu blog y estoy realmente fascinada. Con tus historias, tus recetas y tus fotos. De tus tamales debo decir que me han hecho viajar a Nueva York, donde los probé por primera vez. Aunque seguro que los tuyos son mil veces mejores. Ya tienes una nueva seguidora!!

  • Reply
    Blo
    marzo 4, 2011 at 9:39 am

    >Muchìsimas gracias a tod@s por sus comentarios!

    Aqui està haciendo un frìo que no les cuento y dan unas ganas de estar todo el tiempo arrebujados en la cama con el maridìn y una taza de chocolate caliente (tamales inclusos).
    un abrazo.

  • Reply
    heidi
    marzo 5, 2011 at 12:07 pm

    >Amiguita! ya me decías tú el otro día lo dificil de nuestra condición de expats; pues bueno, ahora soy yo la que te recuerda lo mismo.

    Imagino la de emociones encontradas que el sueño (visita?) de tu Mamá Elvira te ha de haber dejado. Yo tambien, constantemente sueño a mi familia, y cuando despierto siento una culpabilidad tremenda de saberme tan lejos :(

    Animo. Te mando un abrazo ENORME.

    pd. los tamales se ven per-fec-tos. Por favorcito envíame una docena de rojos y otra de verdes :)

  • Reply
    EL PUCHERETE DE MARI
    marzo 5, 2011 at 9:18 pm

    >Hacia tiempo que no me pasaba por tu blog y me ha gustado tanto leerte, la receta es estupenda pero tus recuerdos son excepcionales. Me he visto muy identificada con lo que cuentas, yo he sentido en mi corazón la tristeza de no poder despedirme de mi madre que murio hace unos años, no haberle dicho lo mucho que la queria y la sensación que siempre me acompaña de no haberle demostrado como ella me lo demostro a mi lo importante que era en mi vida.
    Y sueño muchas veces con ella y la veo junto a mi siempre por delante de la vida.
    Buenas noches y un beso enorme

  • Reply
    venus.48
    marzo 6, 2011 at 10:01 am

    >Tus sabias palabras hacen que veas las cosas de la vida tal y como son. Gracias por tus buenos comentarios, un saludo.

  • Reply
    Tita Cocina
    marzo 7, 2011 at 3:09 am

    >que delicia.
    y bueno, en cuanto a los recuerdos tristes o dolorosos…. una de las mejores maneras de pasarlos es comiendo algo rico que cure esa nostalgia.

    saludos!

  • Reply
    quesemaquemao
    marzo 10, 2011 at 6:10 pm

    >Hola Blo, creo que no hay nada más que añadir, lo has resumido tan bien, yo no conocía tu blog, pero me ha encantado hacerlo y cuéntame como una incondicional.
    La persona que eres ahora se ha nutrido de todas tus vivencias y de la gente maravillosa que te ha rodeado y te ha querido. Eres lo que eres por ellos, asi que mama Elvira forma parte de tí, date permiso y deja que ella te acune y te abrace.

    Saludos desde El Escorial

  • Reply
    Recetas de Tamales
    junio 10, 2011 at 9:25 pm

    >Que recuerdos tan maravillosos!!! Por cierto, tu blog esta increible…

  • Leave a Reply