Y aqui estamos! me imagino que por el título han adivinado ya donde estuvimos. Hemos regresado hace unos días pero hasta hoy pude finalmente ponerme a editar las fotos para subirlas aqui.

Escogimos una de las regiones de Italia más azucaradas para pasar la semana de San Valentín y digo regiones porque la idea de inicio era de tomar el tren y pasar solo 3 días en Venecia, pero una cosa lleva a la otra y al final tomamos el carro y decidimos hacer un pequeño road trip por la bellísima Veneto. La nevada que cayó al inicio de la semana casi nos arruinó el viaje pero bastaron dos o tres llamadas a los hoteles para cambiar fechas y allá nos fuimos!. Eso si, la nevada en realidad nos hizo un grandísimo favor al evitarnos estar en Venecia para el carnaval (se terminó el día 12) porque una ciudad a reventar de gente con ruido aqui y allá no era lo que necesitábamos en ese momento. Nosotros queríamos paz y romanticismo y creo eso obtuvimos porque yo he regresado con los ojitos en forma de corazón y más enamorada que nunca.

Tengan un poco de paciencia para ver las fotos ya que son muchas y se puede requerir un poco de tiempo para descargarlas todas. Espero les gusten!~

venice

Primera parada – Venecia

¿Hay algo más romántico que pasear en góndola por los canales de Venecia el día de San Valentín para luego perderse por las calles? (si, se llaman calles las calles de Venecia y se pronuncia cales -remarcando la L-). Venecia con su gente del acento cantadito, Venecia con su Burano de casas coloreadas y su isla de Murano donde -si el portafolio lo permite- se puede uno desencadenar y comprar hermosas cosas de cristal.

Venecia con sus óperas al caer la tarde, su atmósfera romántica, sus iglesias en medio al mar y sus puentes para besarse. Verán, yo la encuentro incluso más romántica que Paris, pero es obvio que no soy objetiva.

venice italy

venezia

venice italy

Burano Italy

murano italy

Segunda parada – Padua

Padova es una ciudad de jóvenes y relax. Si bien la ciudad me gustó (era la primera vez que la visitaba) la verdad es que 3 días quizás son demasiados. Llegamos muy temprano por la mañana porque de Venecia a Padova son alrededor de 40km y el mismo día recorrimos casi todos los puntos de interés así que los siguientes días no tuvimos mucho que hacer además de entrar a algún museo, pasear por el Ghetto, conocer el Caffè Pedrochi (que luego nos dimos cuenta que su fama de caro debería de ser reconsiderada si se compara con los precios de Verona por ejemplo), etc. Además de caminar, caminar y caminar pudimos también entrar a las diferentes enotecas a tomar Spritz y Prosecco antes de comer/cenar el cual es una usanza muy típica de los patavino.

padua italy

Tercera y última parada: Verona

Verona es bellísima y nosotros la encontramos toda vestida de amor con corazones por todas partes: por tierra, por cielo, puestos acomodados en forma de corazón (vean la instagram que tomó Max arriba de la Torre dei Lamberti), etc, etc. El chocolate corría en un río a forma de dulces, tortas, cupcakes; y la serenatas se escuchaban en cada esquina.

Visitar el balcón de Julieta (o al menos el que dicen que es pero que todos sabemos no es así y sin embargo no nos importa porque somos unos románticos empedernidos), subir a la Torre dei Lamberti, admirar su Arena y perderse en los callejones de la ciudad en esos días fué inolvidable. Se camina. Mucho, mucho. Si la visitan pónganse zapatos cómodos porque al final del día lo único que querrán será regresar al hotel y darse un baño perfumado para relajarse y dormir hasta el día siguiente.

verona italy

 

Collage con Instagrams de @maxfrat :

veneto instagrams by max fratarcangeli