europa

Cracovia, Polonia

Cracovia

La chica que nos entregó las llaves del departamento donde alojamos nos dijo lo siguiente:

Los polacos tenemos un dicho: A Varsovia se va para hacer negocios y a Cracovia para divertirse.

Yo no sé si sea cierto o solo estaba tratando de parecer simpática, la verdad es que a mi la ciudad me dió la impresión de ser más turística, antigua, caótica y sucia, que su hermana la capital de Polonia. Todo esto sin dejar de ser hermosa.

En Cracovia el tiempo nos trató mal y de los 4 días que pasamos ahí llovieron todos. Era una de esas lluvias persistentes y menudas que son las peores puesto que te mojas sin siquiera notarlo. Debo decir que la situación del meteo aunado a lo escuálido del departamento hizo que mi humor estuviera en un sube-baja constante. Odié no poder caminar libremente con la cámara en mano, odié no poder quedarme en una bonita habitación de hotel con todas las comodidades (entre ellas internet), detesté profundamente el sonido de la lluvia azotando en las ventanas mientras desconsolada veía como las gotas no menguaba ni un poco y la vista del interior del edificio donde estaba nuestro departamente me deprimía hasta casi hacerme llorar.

Aún y todo. Las horas en que mi ánimo se alzaba un poco y la lluvia nos daba unas horas de tregua, pudimos visitar algunos lugares de la ciudad, comer en restaurantes típicos y sentarnos en un café a ver pasar la gente que corría repárandose de la lluvia. Cracovia tiene muchísimos lugares para visitar, yo les recomendaría que si van vean primero las atracciones más recomendadas en TripAdvisor y escojan aquellas que piensen sean las mejores.

Hubo momentos en los de verdad me arrepentí de haber reservado todos esos días en Cracovia y otros en los que alguna cosa tonta y pequeña me hizo darme cuenta de que en realidad me la estaba pasando muy bien, como cuando Max casi me tuvo que llevar arrastras de un negocito en una calle en que se exponía fuera de este una caja grande con varias cajitas musicales a las cuales podías darles cuerda y escuchar la música…yo de verdad no quería irme de ahí pero luego de media hora Max pensó que si no nos movíamos de ahí iban a salir los dueños del negocio y nos iban a echar a patadas.

Cracovia

Cracovia

Cracovia

Cracovia

Cracovia

musical box krakow

Cracovia

Cracovia

Cracovia

Auschwitz-Birkenau

De acuerdo, tal vez visitar este lugar es la última meta que algunos de ustedes considerarían en unas vaciones, pero para nosotros, desde el momento que decidimos de ir a Polonia este fué sin duda un lugar que quisimos visitar. Será mi tendencia a la tristeza, no se, pero ir a Auschwitz fué de lejos la parte mejor de nuestro viaje -donde la palabra mejor tiene sin duda otro contexto-.

No tomé muchas fotos, en realidad solo 4, 3 de las cuales no tiene sentido siquiera que las ponga. La entrada a Auschwitz-Birkenau es gratuita de las —— en las demás horas se puede pasar solo con un guía. Nosotros reservamos un guía desde Cracovia y el mini-bus nos recogió en nuestro departamento y de regreso nos dejó ahí mismo, el precio por el tour fué de unos 60€ por dos personas pero agencias de tours hay muchas y pudimos comprobar que los precios por tour varían entre 18-30€ por persona.

Nuestro guía era excepcional y nuestro grupo estuvo muy bien portado. A decir verdad todos los grupos que vi (que fueron muchos) eran muy respetuosos con excepción de un grupo de adolescentes que gritaban de júbilo y se tomaban fotos sonrientes y felices en lugares como la pared de afusilamientos…no voy a comentar más.

Si quieren ir a Auschwitz por ustedes mismos (sin guía) es muy fácil, deben solamente tomar un tram/bus a la estación de trenes, ahí preguntan por el autobús que va a Oświęcim que es el nombre polaco de Auschwitz (el número—– si no recuerdo mal) y en una hora y media se encontrarán en el campo. De ahí para ir a Birkenau no sabría que indicaciones darles porque como les comentaba, nosotros contratamos guía, pero si van a la oficina de turismo que se encuentra en la plaza may—– les darán todas las indicaciones necesarias.

Auschwitz

Cracovia – Bratislava

Bratislava fué nuestra próxima meta y no teníamos intención alguna de pasar más de dos días ahí, considerando que la ciudad es relativamente pequeña y se pueden visitar los lugares más interesantes incluso en un solo día. En nuestro caso nos decidimos por el autobús, el cual aseguraba que en 7 1/2 – 8hrs se llegaba a la meta. No corrimos con suerte y en realidad el trayecto duró 9hrs completas. El autobús se detiene muchísimas veces, mayormente en estaciones de gas y en una ocasión en un punto un poco indescifrable (no sabíamos si era una gasolinería o la frontera misma) donde nos checaron los documentos (pasaporte).

En realidad pensé que el viaje nos iba a parecer larguísimo, pero al menos a mi (que soy mexicana y acostumbrada a este tipo de viajes largos en autobús) me pareció de lo más normal. Por la carretera se apreciaban paisajes hermosos, verdes, llenos de vida e incluso ví dos ciervos que comían hierba en los bosques que había a lo largo de la autopista.

4I2B2616

4I2B2629

Save

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply