postres

Budín de tapioca con albaricoques de la estación.

Hace unos días, mientras nos acomodabámos en la cama después de cenar (¡viva la michelín!) para ver el partido de Ghena-Alemania, le pregunto a Max:

– ¿Dónde está Ghana?
– Cerca de la Costa de Marfil
– Y ¿Dónde está Costa de Marfil?
– Abajo de Mali
– Y ¿Dónde está Mali?
– Abajo de la Argelia
– ¿En dónde está Argelia?
– A un costado del Marruecos
– Me suena…¿Dónde está el Marruecos?
– ¿Tienes presente la España?
-¡Si!
– Bueno, pues abajo de la España
– Aaaah. Entonces si sé donde está.

Max ríe, me abraza y me da un beso. Sabe que no estoy bromeando y que como ya habrán notado, soy una papa con la geografía. A decir verdad, soy una papa para la historia también.
Mientras Max tiene una memoria de elefante y es capaz de rezarte, elencarte y describirte todos y cada uno de los países del mundo con sus capitales y sitios de interés, yo fatigo para recordar que países colindan con México. Ni me pregunten cuales países están en centroámerica y cuales en sudámerica por favor. Que francamente recuerdo a mal apenas un par.

Me encanta ver el fútbol con mi marido. Es divertido porque es como tener un comentarista privado que te saca de todas tus dudas en tiempo real. Ver el fútbol con Max significa conocer datos que ya los envidiaría el mismísimo Enrique Bermúdez. Se sabe de memoria todos y cada uno de los mundiales. Esto es, formaciones, octavos de finales, eliminaciones, amonestados, penalties, semifinales, finales, etc, etc. No es broma.

Cuando llegué a Italia, cada vez que ibámos a alguna fiesta o reunión, yo temblaba, sólo de imaginar que seguramente alguien, en algún momento, me preguntaría un hecho histórico ocurrido durante La Conquista, La Revolución o La Independencia de México.
Y es que yo mezclo estos dos últimos hechos históricos en un mismo contenedor, les doy vuelta, lo agito y de ahí sale una mezcla donde el Cura Hidalgo luchaba mano a mano con Pancho Villa  y en donde  J. María Morelos se hablaba del tú con Porfirio Díaz.
Algunas veces hasta lo salpimento con anécdotas que nunca ocurrieron. Por ejemplo que Emiliano Zapata fué acuchillado por una bellísima poblana con la cual se daba sus buenas retozadas en la cama entre batalla y batalla y que esta al descubrir que Milito no solo retozaba en Puebla sino también en todos los estados en los que se detenía, le plantó un cuchillo de carnicero en medio del corazón, dejándolo ahora si como diría Alejandro Sanz…con el corazón partío.
En realidad Emiliano Zapata murió víctima de una emboscada. Pero yo esto lo supe hasta hace poco o quizás ya lo sabía pero se me había olvidado.
Mi amiga Chris dice que yo nunca podría ser periodista, porque me inventaría las noticias y acabaría canonizando hasta el más delincuente de todos los tiempos.

El febrero pasado fuimos a México y en esa ocasión tuvimos la oportunidad de pasar un fin de semana en la capital antes de emprender nuestro normal viaje al estado donde vive gran parte de mi familia.
Ahí  nos encontramos con mi ex-jefa, una señora que es como una madre para mi y que al igual que Max es apasionada de historia y se sabe cualquier hecho importante ocurrido en México.
Ella nos animó a visitar el centro histórico el cual ya habíamos tenido la oportunidad de visitar pero que como normalmente hace Max cuando va conmigo, se tuvo que comprar una guía para saber lo más importante del lugar.
En esta ocasión no tuvo que hacerlo ya que Roxana (mi ex-jefa) iba con nosotros y fué la encargada de darle toda la información y contestarle todas las preguntas que mi flamante marido le hizo. ¿Yo? yo solo caminaba y tomaba fotos donde podía, intentando seguirles el paso y tal como hacen los gatos cuando quieren atrapar una mosca, mi cerebro daba manotadas tratando de asimilar toda la información posible, aunque bien sabía que apenas saliéramos del edificio que estábamos visitando, se me resbalaría todo como un trozo de mantequilla en una cazuela caliente antihaderente.

Así, para hacerle honor a mi despistada memoria, me había olvidado completamente que de México me había traído un poco de tapioca que me regalaron. Por lo que en vista de que en estos días se encuentran unos albaricoques hermosos en el mercado, me puse a hacer un budín de tapioca con albaricoques. No fuera a ser que el mísmisimo Moctezuma se despertara de su sueño eterno y me jalara las orejas por ser tan olvidadiza.

 

Salsa de albaricoques
10 albaricoques maduros y sin piel cortados en cuadritos.
50g de azúcar blanca
agua (la necesaria)

Poner los albaricoques junto con el azúcar en una cacerola antiadherente. Mover delicadamente hasta que el azúcar se incorpore muy bien. Agregar agua la suficiente para cubrir los albaricoques. Dejar cocinar por 3-4min a fuego medio. Dejar enfríar y poner en el frigo.

Budín de tapioca
1 taza de tapioca
2 tazas de leche entera
1 taza de crema
2 huevos
1/2 taza de azúcar
1/2 cdita. de esencia de vainilla

Poner la tapioca en remojo con la leche la noche anterior. Al día siguiente, ponerla en fuego lento por 3-4 minutos, sin llevar a ebullición.
En un contenedor aparte batir los huevos con el azúcar y agregar la crema batiendo hasta que esté todo perfectamente mezclado. Temperar la mezcla en la tapioca. Agregar la vainilla y dejar cocinar hasta que las bolitas estén transparentes y blandas al tacto.
Ponerla en los moldes y refrigerar por al menos dos horas antes de servir. Agregar la salsa de albaricoques encima al momento de servir.

You Might Also Like

34 Comments

  • Reply
    Lolah
    julio 5, 2010 at 7:01 am

    >A mi me encanta la geografía, aunque los países de Africa se me hacen un poco difíciles…han cambiado tanto desde que los estudié en el colegio!
    La tapioca apenas la he probado un par de veces y no me ha entusiasmado, claro que seguramente no estaba tan bien hecha como la tuya, desde luego las fotos son fantásticas y esos tarritos están de lo más apetitoso…
    Un besico.

  • Reply
    El futuro bloguero
    julio 5, 2010 at 7:14 am

    >Qué rico y qué original esta receta. Me gusta mucho tu estilo en las fotos, tan claritas, y tan llenas de color…

    Los albaricoques, casi se pueden oler.

    Besos

  • Reply
    Sonia - L'Exquisit
    julio 5, 2010 at 7:36 am

    >ay, Blo, yo te entiendo, soy de las tuyas, apenas recuerdo lo q hice ayer…;-)

    Este postre….irresistible, como las fotos!

    Un abrazo,

  • Reply
    Nancy Karina
    julio 5, 2010 at 8:49 am

    >Por que nos tocarón Maridos con memoria de elefantes?

    Acá, el Mareado, de repente me recuerda cosas de politica y tantas cosas, que uf! No sé, donde o como le hacen paa guardar tanta información…

    Blo: tus fotos, tus recetas, son maravillosas!
    Estoy orgullosa y feliz de ser tu amiga!

    Saludos, desde la fría madrugada de México ☺

  • Reply
    Afri & Loli
    julio 5, 2010 at 9:10 am

    >Blo, mi marido es igual tiene una memoria sorprendente a veces me parece de otro planeta jajaaj y yo pues memoria de pez así nos llevamos tan bien
    La receta exquisita
    Un besazo
    Loli

  • Reply
    Sara
    julio 5, 2010 at 9:37 am

    >Vaya Blo, venir aquí y leer tus cosas es como ir a una clase practica de historia… me encanta leerte, vaya que si.
    Hacía tiempo que no veía unos albaricoques tan bonitos, que color.
    Por cierto, habrá que darle quizá al mapa y jugando, jugando volver a poner a cada país en su sitio…jajajaja

  • Reply
    Fabi
    julio 5, 2010 at 10:17 am

    >Hola Blo,
    la ricetta buonissima, ma il tuo resoconto sulle tue nozioni di storia e geografia mi hanno fatta scompisciare dalle risate!
    Bacione e buona giornata.

  • Reply
    Marhya
    julio 5, 2010 at 10:30 am

    >Blo, me encanta tu receta que se ve fresquísima, y además me parece super original porque en españa la tapioca no se utiliza demasiado y la mayor parte de las veces sólo en forma de sopa (es la sopa que más le gusta a mi madre). Me lo apunto con tu permiso.
    Besos.

  • Reply
    antonia
    julio 5, 2010 at 11:10 am

    >A mí me encanta la Historia, pero tampoco me acuerdo nunca de nada, qué pena, de todos modos, seguro que tu versión particular de la historia, es mucho más divertida qeu la real!
    me ha encantado este postre, con tapioca. Una duda: ¿crema es igual que nata?
    Ah! me siguen encantando tus fotos!!
    besos

  • Reply
    Blo
    julio 5, 2010 at 11:29 am

    >@Antonia, si. Crema es lo que en España llaman nata.

    Muchas gracias a tod@s por sus plabras :)

  • Reply
    La Cucina del Topino
    julio 5, 2010 at 11:49 am

    >Jjjajajaj Blo, eres única, que risa, yo también soy muy despistada con la historia y mi marido es una enciclopedia, tiemblo cuando se hacen juegos de este tipo de conocimientos…en fin, esta tapioca se ve exquisita y estos damascos, muy ricos!
    Besos

  • Reply
    silvia
    julio 5, 2010 at 12:07 pm

    >Blo,me quedo fascinada con tus fotos ,porque hablan por si solas ,transmiten todas no solo las de esta entrada una ternura y siempre algo más…la receta pues me encanta es que los postres de fruta me pierden!!!maravillosa como siempre.
    Besos

  • Reply
    María
    julio 5, 2010 at 12:24 pm

    >Blo me he reído mucho con tu comienzo porque así mismo me paso el otro día con el gordi. Yo le decía ¿por qué van tan abrigados en sudáfrica? (viendo el partido) Y comenzó como Marx ha indicarme donde narices estábamos jugando. Soy nula para la geografía y la historia. Me ha encantad tu receta y tus fotos pero eso ya no es novedad. besos

  • Reply
    El taller de Curra - Cartonnage
    julio 5, 2010 at 2:08 pm

    >holaaaaaa jajaja me has hecho reir.. yo también soy un desastre y se me olvida todo enseguida… pero bueno.. por lo menos una cosa está clara.. España la situas.. y eso es algo.. así que el miércoles te quiero ver como loca "tifando" por nosotros.!!!!!!

    Gracias por pasar por mi blog.. que más me gustaría a mi que ir a roma a dar unas clases..!!!!!!! que sueño..!!! besossssss a presto cara

  • Reply
    ANGELICA BERTIN
    julio 5, 2010 at 3:29 pm

    >Que buena tu historia y me encanta lo que escribes yo de geografía de África nada pero nada
    Pero pregunte nos algo de gastronomía y nosotras sabremos responder Creo que uno recuerda solo lo que nos motiva y nos interesa lo otro para que,,,, figúrate si recordáramos todos …(como no dolería la cabeza teniendo tanto conocimiento )jajja
    Tu tarta esta muy buena espero que pronto en unos mese mas lleguen los albaricoques
    besos

  • Reply
    Tita
    julio 5, 2010 at 7:35 pm

    >Blo, que risa me da leer esta historia es como verme a mi misma, ja, ja!! soy negada para la historia y algo menos para la geografía…que buena historia.
    Mi marido es parecido al tuyo, me explica todo con mucha paciencia, me pregunta ¿ a que fué al colegio? creo que no logra comprender como tengo tan mala memoria… en fin así es la vida. Tu receta se ve deliciosa en Chile no hay tapioca pero tuve la suerte de conocerla cuando estuve viviendo en Brasil, se ve muy tentadora y las fotos me FACINARON!!!
    Es que el damasco (albaricoque) es tan lindo y sabroso, estamos al habla

    Besos, cariños,
    Tita

  • Reply
    Mayte
    julio 6, 2010 at 2:18 am

    >A mi la tapioca no me va, eso si los albaricoques me enloquecen, así que me llevo mi porción y la receta, que seguro le encuentro muchos usos a esta salsa deliciosa!

    Geográficamente, he tenido que ubicarme bien porque voy y vengo de tantas partes que al final no se sabe si soy de aquí de allá o acullá :p

    Besiños linda y que tengas buena semana. ;)

  • Reply
    Mónica
    julio 6, 2010 at 5:03 am

    >Blo, tenías razón, son tan parecidas las entradas! Qué conexión, ¿Verdad? Me ha encantado tu "falso arroz con leche" de tapioca, lo tengo que probar! Y las fotografías…ummmm, son toda una delicia.

    un besote

  • Reply
    Anonymous
    julio 6, 2010 at 6:17 am

    >Yo apenas me vengo enterando que a los albaricoques les llaman damascos también.

  • Reply
    Gitanilla
    julio 6, 2010 at 7:26 am

    >Blo yo siempre he tenido buena memoria para recordar todo, pero desde que estoy con mi chico, me he dado cuenta de que nada de nada, que ese terreno se lo dejo a él, que se acuerda de todo!!! Cómo me lo has recordado! y a mí misma también!! jejeje.

    El budin espectacular!! No he probado la tapioca, pero a ver si la encuentro por aquí por Madrid. Las fotos preciosas, que entran unas ganas de comer la pantalla…

    besitos guapa!

  • Reply
    El Oteador de los Mercados
    julio 6, 2010 at 9:46 am

    >Que buena entrada, y que buenos esos albaricoques ahora que estamos en temporada.

  • Reply
    Annie
    julio 6, 2010 at 2:15 pm

    >Blo que bien me viene tu receta, tengo un árbol de albaricoques y voy a poder aprovecharlos en todas las formas.
    Gracias y un beso

  • Reply
    Amparo
    julio 6, 2010 at 5:01 pm

    >Blo, que amena eres, hay que ver como introduces las recetas, tienes una facilidad tremenda para redactar, eres única.
    Tu receta orignalísima, no me imagino el sabor, pues en España la tapioca yo creo que ya casi no la toma nadie, antiguamente si. Yo desde luego no me acuerdo de cuando fué la última vez que la tomé.
    Un abrazo.

  • Reply
    leticia
    julio 6, 2010 at 5:42 pm

    >Qué pequeña maravilla. Además parece tan fresquita. Me encantan las fotos.

  • Reply
    CACHANILLA73
    julio 7, 2010 at 5:19 am

    >Ahhh me encanta la tapioca. Gracias por tus comentarios tan lindos… ;-)… La entrada anterior esta bellisima!!! y la receta deliciosa.

    Besos..!!!

  • Reply
    María
    julio 7, 2010 at 8:42 am

    >Este budín tiene una pinta deliciosa!!! y con albaricoques, que ricos.

    Eso de los despistes con la geografía….ejemmm me es familiar, yo también ando despistada muchas veces, y mi marido parece un atlas andante.
    Bicos

  • Reply
    Cuinera
    julio 7, 2010 at 11:21 am

    >Ya te lo dije una vez pero venir a tu blog es como deleitarse con un libro de cocina de ensueño, donde cada receta es mágica, y tiene algo especial, me recreo leyéndote y me entusiasma perderme por tus fotografías, me gusta mucho, mucho este postre, tiene una pinta divina! aunque no me gustaría preparármelo yo, si no que me lo hicieras tu! jeje, ¿no soy lista eh?… Un besazo enorme

  • Reply
    Carol
    julio 7, 2010 at 12:09 pm

    >Siempre que te dejo un comentario te pongo que me gusta, que que rico está, que buena pinta, etc.
    Me siento un poco repetitiva, pero es que es la verdad, no puedo decirte otra cosa, porque todos los platos que preparas tienen buena pinta y todos me gustan!Además de que acompañados de tus fotos se hacen muy apetecibles!!

    Un besito y enhorabuena!!!

  • Reply
    Linda Susan
    julio 7, 2010 at 2:35 pm

    >Qué fotos más bonitas Blo!!! y qué apetecibles!!! Un beso

  • Reply
    Cavaru
    julio 7, 2010 at 9:09 pm

    >Pues yo no he probado la tapioca pero los albaricoques me encantan,me gustaría probar esta receta,desde luego se vé deliciosa.
    Las fotos(no me canso de decírtelo)son preciosas.
    De la falta de memoria para que vamos a hablar,tengo un cuaderno donde anoto las cosas importantes y así no se me olvidan.
    Un besito

  • Reply
    Blo
    julio 7, 2010 at 9:10 pm

    >Mil gracias a tod@s por su preciosos comentarios!

    Les cuento que hemos apenas regresado que estuvimos dos días fuera de Roma disfrutando de nuestra casita de verano. Hace un calor espantoso aqui que no vean.

    Regresamos apenas en tiempo para ver la semifinal (weee enhorabuena España!!!).
    Prometo mañana mismo de visitarl@s y ver que cositas deliciosas han preparado.
    Un abrazo fuerte a tod@s y otra vez mil gracias por pasar.

  • Reply
    Itzi
    julio 8, 2010 at 7:27 am

    >Ay mi Bloita,
    Que te tengo abandonadita.

    Me he reido a viva voz con tu post.

    Eres una exagerada, se que esa cabecita de chorlito da para mucho más, te delatan tus formas, tu manera de escribir, la sensibilidad de tus fotografías.

    Eres genial, niña.

    La receta, es muy interesante y sugerente, y encima las anécdotas que cuentas son geniales.

    Jo, a ver qué pasa en la final. Nunca ha ganado un europeo. Ayer fue increible de emocionante…

    Un montón de besos, princess ;)

  • Reply
    BuenasMigas.
    julio 8, 2010 at 1:51 pm

    >Hola Blo. Por si te sirve de consuelo, yo también soy la reina del despiste. Pero eso es porque somos multitarea y multifunción. Estoy segura que si nos dedicáramos sólo a tres cosas al día en vez de ocuparnos de mil, seríamos brillantes ¿o no? ;o)

    Por aquí no tenemos costumbre de utilizar tapioca, aunque se encuentra fácilmente en el supermercado. Se que tiene propiedades interesantes. A mi hija, cuando era pequeña, le preparaba sopitas ricas con este ingrediente. Alguna vez he hecho algún postre también, pero poco más. En fin, viendo tu receta, me incita nuevamente a probar. :o)

    Abrazos.

  • Reply
    Marga
    julio 8, 2010 at 7:11 pm

    >No conozco los albaricoques, salvo que sean frutas que sí conozco, pero con otro nombre, parecen damascos, para mí, y sí me gustan.
    Tus fotos son buenísimas, parece tener la comida frente a mí.
    Y en cuanto a la historia y la geografía no es lo mío tampoco. Y me duele reconocer que no sé casi nada de historia de mi provincia natal, y me siento en la obligación de saber, ya que ahora vivo en otra.

    Besos.

  • Leave a Reply