Oficialmente el verano ha terminado, pero aqui se ha dejado caer una oleada de calor que nos ha hecho tener los acondicionadores funcionando día y noche nuevamente. Por ello no quiero despedirme del verano sin dejarles un antipasto que me sabe a esta estación de sol y que sin lugar a dudas es uno de mis preferidos.

Las bruschettas son mi pasión y no me avergüenzo al decirlo. Hay algo de especial en ese simple pedazo de pan tostado con sabor de ajo y aceite de oliva que me hace pedirlas cada vez que vamos a un restaurante, aún cuando haya entremeses más elaborados   y -quizás- más sabrosos.

¿Mi favorita? La bruschetta de tomates. Es el almuerzo que prefiero en verano, cuando los tomates alcanzan su momento cumbre en sabor y color. No hay nada que me antoje más que un buen pan toscano tostado bañado en aceite de oliva y culminado con trozos de tomates aún calientes por el sol. El albahaca es indispensable.

No hay ciencia o receta tradicional para este antipasto, pero en lo personal prefiero el pan toscano que se caracteriza por su ausencia de sal en el, lo que hace que se aprecien más los sabores del preparado con el que han decidido de hacer la bruschetta.

4I2B2580

Bruschetta al pomodoro
Author: 
Prep time: 
Cook time: 
Total time: 
Serves: 4
 
Ingredients
  • 4-6 rebanadas de Pan Toscano
  • 300 grs de Tomates (el tipo que prefieran)
  • 30 grs de aceite extravirgen de oliva
  • 1 diente de ajo
  • Albahaca
  • Sal
Instructions
  1. Lavar y cortar en trocitos los tomates, ponerlos en un contenedor y salarlos.
  2. Agregar la mitad del aceite a los tomates y la albahaca troceada con las manos. Dejar reposar por al menos media hora
  3. Tostar las rebanadas del pan en una sartén sobre el fuego (o en el horno, si lo prefieren).
  4. Pelar el ajo y untar con este las rebanadas de pan, la rugosidad del pan hace de rayador por lo que adquirirá un agradable sabor de ajo fresco. (si no les gusta el ajo, saltar esta parte)
  5. Acomodar sobre cada rebanada de pan un poco del preparado de tomate.
  6. Finalmente, irrigarlas con el aceite sobrante.
  7. Servir inmediatamente.
 

Author: Maricruz

Fotógrafa inventada y foodie por casualidad. Viajera curiosa y adoradora incondicional de los gatos. Vivo, respiro y me harto de cappuccinos (mi vicio!) en Roma, Italia.