entradas

Berenjenas en carrozza

Las berenjenas en carrozza son una versión igualmente de antojable de la típica mozzarella in carrozza, platillo de la tradición napolitana donde viene preparado como un sandwich de queso mozzarella pasado por harina, huevo y pan rallado para luego freírlo en aceite. En esta versión cambiamos las rebanadas de pan por las de berenjenas, además que agregamos un toque extra de sabor con un poco de jamón. El resultado es un platillo delicioso, crujiente por fuera y tierno por dentro, perfecto para el verano.

Las berenjenas en carroza pueden ser preparadas con horas de anticipación para luego freírlas casi al momento de servirlas, de esta manera las podemos disfrutar aún crujientes. Se pueden preparar también en el horno, en una versión más ligera. Pueden acompañar con una ensalada fresca y con varias salsas, por ejemplo una salsita ligera de tomate, Tzatziki o salsa verde picante.

Berenjenas en carrozza

Ingredientes:

  • 1-2 berenjenas grandes redondas
  • 200 gr Jamón cocido en rebanadas finas
  • 300 gr Mozzarella fresca de búfala
  • 3 Huevos
  • Harina 00
  • Pan rallado
  • Aceite para freír
  • Sal y pimienta

Preparación:

Lavar y mondar las berenjenas, cortarlas en rodajas de 1/2 cm. de grosor y salpimentarlas ligeramente. Si no es temporada de berenjenas lo más seguro es que necesitarán purgarlas para quitarles lo amargo: para ello tienen que cortarlas y ponerlas en capas con un poco de sal de grano dentro un colador grande, al terminar las capas poner encima un peso (por ejemplo un plato con agua) y dejarlas drenando unos 30 minutos, de esta manera las berenjenas pierden gran parte de ese sabor un poco amargo que las caracteriza cuando no son de temporada.

Cortar la mozzarella en rodajas gruesas y dejarla drenando por una media hora dentro un colador. Reservar.

Asar las berenjenas por pocos minutos, no queremos que se cocinen completamente si no solo ablandarlas un poco. Dejarlas enfríar completamente.

Preparar un plato hondo con los huevos batidos con un poco de leche (1/3 taza por cada huevo), sal y pimienta. Otro plato con harina y otro con abundante pan rallado.

Tomar una rebanada de berenjena, poner un poco de jamón y encima de este poner la mozzarella, cubrir con otro poco de jamón y enseguida terminar con otra rebanada de berenjena encima, como si fuera un sandwich.

Pasar las berenjenas por la harina, enseguida por el huevo y finalmente por el pan rallado.

Pasar nuevamente por el huevo y luego por el pan rallado para crear una segunda capa y evitar que la mozzarella se salga al momento de freír.

Conforme vayan preparando las berenjenas ponerlas en un plato.

Calentar abundante aceite y freír las berenjenas por ambos lados, a fuego moderado y hasta que estén doradas uniformemente, hacer esta operación con pocas berenjenas a la vez para evitar que se quemen. Conforme vayan saliendo ponerlas a escurrir del exceso de aceite en papel absorbente o una parrilla.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply