mexicanas

Arroz rojo mexicano

El arroz rojo mexicano es un platillo icono de mi país. Lo van a encontrar como acompañamiento en casi todos los guisos, desde el elaborado mole hasta el más sencillo “huevito con arroz” que se come cuando no hay mucho tiempo a disposición para dedicarlo a la cocina.

La receta que les traigo es la del arroz más sencillo y es como lo preparó toda la vida mi madre, no en todas las casas mexicanas se prepara así, de hecho hay varias versiones del arroz rojo (y que espero compartirles más adelante), pero esperen un minuto, antes de se pongan el delantal y empiecen, por favor leánse las notas que les dejo:

  • Mi madre siempre lavó el arroz, toda la vida. Y no solo eso, sino que lo ponía a secar al sol…vayan ustedes a saber porque. Yo lo hago en una especie de ritual materno, no creo que sea necesario lo de la secada al sol (bastará dejarlo escurriendo en un colador) y estoy segura que en otras casas mexicanas tendrán otras costumbres bizarras como cantarle a los granos o decir una oración al viento o vayan ustedes a saber que. Ustedes hagan como prefieran.
  • En mi casa los tomates los echaban tal cual sin descartar nada, yo ahora me he “sofisticado” y les quito las semillas y el botoncito.
  • Hay quienes en la salsa incluyen unas ramitas de cilantro fresco, yo lo he hecho y creánme que el sabor es notoriamente mejor (si les gusta dicho ingrediente).
  • El arroz rojo en mi casa materna se preparaba SIEMPRE que comíamos caldo de res o de pollo, siempre. Mi madre usaba solamente dichos caldos para cocer el arroz, no fué hasta mi época de estudiambre que me dí cuenta que un cubito de pollo knorr podía substituir ese saborcito tan rico en el arroz de mi mamá. Si ustedes no cuentan con caldo de pollo casero pueden usar el granulado y usar agua, el sabor será un poco diferente pero quedará rico en todo caso.
  • El color rojo intenso del arroz dependerá sobre todo de los tomates, hay quienes usan cubitos de caldo de pollo con tomate o una cucharadita de extracto (pasta) de tomate. Yo les recomiendo que escojan los tomates más maduros, esos que ya casi se pasan y que nos quedan rezagados en el refri.
  • No hay nada mejor para cocinar el arroz que una buena cazuela de barro y una cuchara de palo, mi madre y mi abuela así lo decían; desafortunadamente yo no cuento con cazuelas de barro en esta parte del mundo pero si alguien me lee y viene de México a Roma, por favor traíganme una. O mejor dos. Gracias.

Arroz rojo mexicano

Ingredientes (2-3 personas):

  • 1 taza (200 gr) de arroz de grano largo (el basmati es una buena opción)
  • 200 gr de tomates (jitomates) maduros, cortados en cuatro partes y sin semillas
  • 50 gr de cebolla blanca en trozos
  • 1 1/2 tazas de caldo de pollo casero
  • Manteca o aceite de girasol
  • 1 huevo cocido (opcional)
  • Sal

Preparación:

Lavar el arroz perfectamente, ponerlo en un plato plano distribuyéndolo bien y dejarlo secar al sol. Lo de la lavada es necesario para quitarle el exceso de almidón al arroz y que los granos queden más separados una vez cocidos.

En la licuadora poner los tomates, la cebolla y el ajo. Agregar una 1/2 taza de caldo de pollo y licuar hasta obtener una salsa.

Poner abundante manteca/aceite a calentar en una cazuela y dorar el arroz hasta que adquiera un color tostado.

Con una cuchara sacar la grasa en exceso e inmediatamente vaciar la salsa de tomate.

Agregar el caldo restante y ajustar de sal (recuerden que el caldo de pollo ya tiene sal).

Llevar a ebullición, cubrir la cazuela y moderar la flama. Dejar cocinar, así sin batir, hasta que el arroz esté tierno (unos 20 minutos). Para verificar que el arroz se haya cocinado perfectamente bastará escarbar un poco hacia el fondo de la cazuela con una cuchara de palo, si todavía hay líquido el arroz falta de cocinar. En algunos casos faltará líquido para cocinar el arroz (si por ejemplo no moderaron bien la flama), en ese caso es siempre recomendable tener un poco más a la mano y agregarlo en pequeñas cantidades.

Agregar encima rodajas de huevo cocido y dejar reposar el arroz hasta el momento de su consumo.

You Might Also Like

No Comments

Leave a Reply